Museo de las Colecciones Reales, Madrid
Mansilla + Tuñón 

Museo de las Colecciones Reales, Madrid

Mansilla + Tuñón 


En una posición privilegiada dentro del paisaje urbano madrileño, en el complejo del Palacio Real, rematando la cornisa que se abre al Campo del Moro desde la plaza de la Almudena, el nuevo museo está rodeado por un patrimonio arquitectónico tan complejo como heterogéneo. El proyecto parte de dos premisas fundamentales a nivel urbano: por un lado, el edificio debe formar parte del paisaje, entre natural y artificial, de la cornisa a poniente del casco histórico de Madrid; y por otro, debe preservar el carácter público y abierto de la plaza de la Almudena, manteniendo la visión de los parques y jardines existentes bajo la cornisa. Concebido como un muro de contención habitado, el museo intenta reducir su impacto ambiental objetivo (en el medio físico) y subjetivo (en el inconsciente colectivo) continuando el basamento monumental del palacio.

Los vestigios arqueológicos y diferentes intervenciones históricas han ido generando a lo largo del tiempo un complejo palimpsesto que condicionó desde el primer momento la ubicación del museo en el lado poniente del solar.

Se trata, por tanto, de hacer un edificio invisible desde la explanada que media entre la catedral y el Patio de Armas del Palacio Real, ocupando un lugar enterrado que aún no existía. El museo constituye un espacio lineal, sencillo y compacto, consciente de que la máxima flexibilidad sólo es posible dentro de un orden riguroso, y que toma los materiales del Palacio Real y la dignidad de su construcción como referente. Su disposición, plenamente contemporánea, resulta a la vez pesada y ligera, opaca y transparente.


El acceso, discretamente situado en un costado de la catedral, se prolonga en un cuerpo bajo y rectangular que, como una extensión del propio edificio, va a buscar al visitante para iniciar un recorrido descendente por tres niveles de exposiciones que albergan colecciones diferenciadas: tapices, pintura y carruajes. Debajo de estas salas se sitúan dos plantas con los almacenes, talleres e instalaciones y, finalmente, un nivel con aparcamientos. Los espacios de exposición se organizan como una nave de ciento cincuenta metros de longitud y veinte metros de ancho, flanqueada por los restos de la muralla árabe en el lado este, y por una celosía monumental, formada por inmensos pilares de hormigón armado forrados de granito y fundición de aluminio en la fachada oeste, sobre los jardines del Campo del Moro.

El proyecto propone la prolongación conceptual del basamento del Palacio Real, del que se inspira para el orden riguroso de su fachada. Tras ella, tres plantas de exposiciones muestran tapices, pinturas y carruajes históricos.

Apenas visible desde la plaza entre el palacio y la catedral, el museo se adosa a la cornisa como un gran muro de contención habitado, al tiempo sólido y permeable. Al nivel de la plaza se alza sólo un cuerpo de acceso, de dos plantas; el resto del programa se desarrolla en sentido descendente.

Las vistas hacia los jardines se produce desde los huecos verticales que separan los elementos estructurales, del mismo modo que los pilares son los llenos entre estos vacíos. El espacio interior está marcado por el ritmo de las vigas descolgadas, y las instalaciones ocupan los intersticios entre aquello que soporta el edificio. Estructura, iluminación, vistas, espacio e instalaciones desdibujan sus fronteras e intercambian sus atributos.

La marcada solidez de los espacios interiores y su carácter de espacio ‘excavado’ no impide la presencia de abundante luz natural y de vistas al exterior, que se producen a través del filtro de la fachada de pilares.

La secuencia estructural de la fachada está formada por pilares de hormigón armado recubiertos por placas de granito en la cara exterior, y por placas de fundición de aluminio con franjas horizontales en los lados restantes. 


Cliente Client

Patrimonio Nacional

Arquitectos Architects

Luis M. Mansilla y Emilio Tuñón

Colaboradores Collaborators

Carlos Brage, Rubén Arend, Andrés Regueiro, Clara Moneo, Teresa Cruz, Bárbara Silva, Jaime Gimeno, Stefania Previati, David Nadal, Oscar F. Aguayo, Carlos Martínez de Albornoz, Asa Nakano, Coco Castillón, Javier González Galán, Mila Moskalenko, Matilde Peralta

Consultores Consultants

J.G. Asociados, Alfonso Gómez Gaite (empresas consultoras consulting companies); INTEMAC/Roberto Barrios I.C.C. y P. (asistencia técnica technical assistance); Santiago Hernán, Luis Baena (arquitectos técnicos quantity surveyors)

Superficie construida Floor area

50.000 m²

Presupuesto Budget

150.000.000 euros PEM

Fotos Photos

Luis Asín, Suravia