Vendimia de piedra

Luis Fernández-Galiano   /  Fuente:  El País
01/01/2017


El mítico Pétrus de Pomerol es uno de los grandes vinos de Burdeos. Sus viticultores, la familia Moueix, emprendieron hace una década la aventura de establecer una explotación hermana en el norte de California. Con el nombre de Dominus, Christian Moueix y su mujer Cherise Chen elaboraron un vino que adquirió una reputación instantánea, y pronto hubo que construir una bodega en sus viñedos del valle de Napa, cerca de San Francisco. Como coleccionistas de arte que son, el matrimonio quería algo más que un cobertizo agrícola, y se esforzó encontrar un arquitecto a la altura de sus caldos.

Una esforzada búsqueda les condujo hasta Jacques Herzog y Pierre de Meuron, dos arquitectos de Basilea de impecables credenciales artísticas y reconocida enofilia. Jacques Herzog, que presume de superar incluso a nuestro Rafael Moneo en conocimientos enológicos, aseguró a Christian Moueix que intentaría hacer un edificio «tan bueno como su vino» y, tres años más tarde, ha logrado su propósito; el interminable cajón de piedra basáltica que albergará este otoño el fruto de su primera vendimia tiene, en efecto, la naturalidad refinada, el cuerpo y la textura de un gran vino: Pétrus se ha hecho piedra en un valle de California...[+]


Etiquetas incluidas: