Annus mirabilis, annus horribilis

31/12/1999


De la exaltación al abatimiento, pocas veces el estado de ánimo colectivo ha experimentado una mutación tan extraordinaria en un solo año. El que comenzó siendo un annus mirabilis para la España que celebraba confiada el V Centenario del Descubrimiento (o del encuentro de culturas, para emplear términos en mejor sintonía con los tiempos) acabó calificándose de annus horribilis, y no solo para la monarquía británica que puso el término en circulación (tras el incendio del castillo de Windsor y la separación del Príncipe de Gales, que tuvo como efecto secundario el abandono de la cruzada clasicista por parte de Carlos), sino para el conjunto de Europa y, desde luego, también para nuestro país...[+]


Etiquetas incluidas: