Reform of Two Rustic Buildings in Valdelarco, Huelva
Pico & López 

Reform of Two Rustic Buildings in Valdelarco, Huelva

Pico & López 


Valdelarco es una de las más bellas localidades entre las que salpican la parte alta de la sierra onubense de Aracena. Con el paso de los años y como en otros lugares de la geografía española, el cambio de ocupación de los habitantes del pueblo y la emigración masiva del campo a la ciudad ha provocado el abandono de algunas de sus construcciones. Esta actuación recupera dos antiguas edificaciones rurales muy próximas entre sí y al casco urbano de Valdelarco, declarado conjunto histórico artístico, para darles un nuevo uso residencial. En este privilegiado entorno, una de las primeras intenciones fue procurar el mayor grado de integración de los volúmenes en el paisaje sin renunciar a la utilización de materiales y técnicas propias de este momento. Frente a los métodos constructivos tradicionales de la zona —mampostería, tapiales, teja, rollizos, etcétera— se ha preferido adoptar una postura permeable a los procesos de modernización que puedan generar nuevas singularidades locales.

La primera vivienda, una antigua majada de ganado semiexcavada en la ladera del Risco del Lomero —lugar desde el que se disfruta de unas excelentes vistas sobre el pueblo— , hace de su situación el objeto de la intervención y se abre al paisaje desde el acceso, el interior y la terraza. La rehabilitación de este pequeño establo se completa con un cuerpo estrecho de nueva planta en el que se alojan las comunicaciones verticales. En la segunda construcción, un zarzo o secadero de castañas, se plantea un programa más amplio pero de nuevo mediatizado por el entorno y el empleo de materiales tradicionales, recuperados o reciclados, junto a otros contemporáneos.

La nueva arquitectura es plural y, como tal, intenta conciliar la técnica más novedosa con la tradición más arraigada: nuevos tapiales frente a suelos de hormigón pulido, vidrios termoacústicos frente a rollizos y suelos de castaño, y muros de piedra y roca viva frente a chapas de acero barnizadas son algunos de los ‘enfrentamientos’ buscados para encontrar un nuevo lenguaje híbrido que incluya entre sus expresiones el pasado y lo coetáneo.[+]