Jardín de infancia El Porvenir
Giancarlo Mazzanti 

Jardín de infancia El Porvenir

Giancarlo Mazzanti 


La Red de Jardines Sociales de Bogotá es el resultado de una alianza a favor de la infancia firmada por la Alcaldía Mayor de Bogotá, el Departamento Administrativo de Bienestar Social (DABS) de Colombia y las Cajas de Compensación Familiar. Su objetivo es mejorar la atención a los bebés y niños menores de cinco años en condiciones de vulnerabilidad socioeconómica, según un modelo mixto de gestión pública y privada. El Jardín El Porvenir, situado en la localidad bogotana de Bosa, forma parte de dicha red y beneficia a 300 niños y niñas del sector; en el jardín reciben atención, cuidados, educación, y hasta el 70 por ciento de sus necesidades nutricionales.

Más que un proyecto, se plantea un sistema capaz de adaptarse a las más diversas situaciones, topográficas, urbanas o de programa; un sistema repetible y aplicable a múltiples opciones. Así, el sistema se basa en la combinación de unidades (las aulas para niños en forma de módulos rotados en el interior de la ‘cinta’ que delimita la escuela, y los módulos de uso público donde interactúan los adultos), de modo que a partir de ellas se de­sarrolla una estructura organizativa más compleja y adaptativa que la suma de las partes.

La cinta define los bordes del proyecto y es la que resuelve la adaptación al terreno y a la forma del solar, es el elemento capaz de asumir las diferencias, el organizador del sistema. Delimita el espacio público y el privado, el mundo de los adultos y de los niños respectivamente, además del patio. Es el ámbito de las circulaciones, donde aparecen espacios temáticos (casita, exposiciones, rincones). Lo que se encuentra al interior de la cinta (los módulos rotados) pertenece a los niños: es colorido, es infantil, introvertido y privado. Los módulos se plantean como una construcción en cadena, cada uno está relacionado con los de al lado, y se van configurando naves, que a su vez generan espacios en los que se producen vistas diagonales y vacíos, sorprendentes e inesperados, conformando patios y calles en los jardines y áreas arboladas en el interior, ideales para la reunión de grupos de niños. Los módulos de uso público se plantean alrededor de la cinta, y pueden ser usados sin entrar en el círculo. En ellos se ubican la administración, los servicios generales, la cocina, el comedor o el auditorio —estos últimos además prestan sus servicios a la comunidad—.

Los materiales utilizados responden a un uso público, que requiere alta resistencia, fácil mantenimiento y durabilidad en el tiempo: bloque de hormigón, pavimentos exteriores en hormigón coloreado con granolumetría discontinua, suelos interiores en vinilo de color, y piezas de u-glass en divisiones y cubiertas.

Obra

Jardín Social El Porvenir, Bosa, Bogotá DC (Colombia).

Cliente

Secretaria de Integración Social.

Arquitecto

Giancarlo Mazzanti.

Colaboradores

Fredy Pantoja, Susana Somoza, Ricardo Silva, Andrés Sarmiento, Juliana Angarita, Rocío Lamprea, Jairo Ovalle, Andrés Morales, María Alejandra Pérez (arquitectos); Felipe Castro, Beatriz Robayo, Ramón Morales (estudiantes), Jaime Borbon (maqueta).

Contratista

Unión temporal MAO-PZO.

Fotos

Iwan Baan; Rudolf; Rodrigo Davila.