House 1.130

estudio.entresitio 


Dos esquemas superpuestos organizan esta casa de 500 metros cuadrados: la planta baja sigue una secuencia longitudinal de bifurcaciones; la planta alta consiste en una serie de pequeños volúmenes colocados como si fueran los dedos de una mano. La estratificación es también programática: el zócalo cobija las habitaciones, mientras que las piezas superiores forman una especie de pabellón de día cubierto por una rítmica estructura de chapones de acero que recorre y da continuidad espacial a la planta, permitiendo así las vistas largas a través de una secuencia de espacios concatenados y abiertos al exterior a través patios que surgen de perforar el volumen.

El resultado es un volumen gobernado por la modulación estructural de la cubierta, pero fracturado, dislocado, de manera que desde el exterior resulta difícil aprehenderlo como un conjunto unitario. A esta sensación de inasibilidad contribuyen los materiales empleados, que forman una paleta reducida pero eficaz: los muros están construidos con hormigón blanco estriado de acuerdo a un ritmo vertical que sigue también la piel de vidrio. La extrema permeabilidad de esta, acentuada por la ausencia de marcos de carpintería, difumina la frontera entre el interior y el exterior, y da pie a un juego de atmósferas que cambia conforme lo hace la luz a lo largo del día y las estaciones.

Obra Work

House 1.130, Madrid (Spain).

Arquitectos Architects

estudio entresitio / María Hurtado de Mendoza, César Jiménez de Tejada, José María Hurtado de Mendoza, Álvar Ruiz.

Colaboradores Collaborators

Miguel Crespo, Marco Plazzogna, Anne-Dorothée Herbot, Mia Molato.

Consultores Consultants

José María Camporro (estructuras structures); Geasyt (instalaciones installations); Guillermo Parilla (aparejador quantity surveyor); Paisajistas Planta (paisajismo landscaping).

Fotos Photos

Roland Halbe.