132 viviendas en el Ensanche de Vallecas
estudio.entresitio 

132 viviendas en el Ensanche de Vallecas

estudio.entresitio 


El proyecto es resultado de un concurso restringido, convocado por la EMVS en el año 2003, con la idea de que cada equipo ofreciera la mejor solución que pudiera imaginar, siempre que se cumplieran los parámetros de edificabilidad y número de viviendas, y considerando que se trataba de vivienda protegida. Dependía de los concursantes cumplir con el resto de condiciones urbanísticas (ocupación, alineación, alturas). El equipo ganador propuso una torre de 22 plantas, una solución que requería de tramitación urbanística posterior.

El proyecto construye 132 viviendas de uno y dos dormitorios para una edificabilidad de 9.000 metros cuadrados, más 300 de uso comercial en planta baja. Sobre rasante, el edificio ocupa el 70% del límite marcado por la alineación, con un retranqueo generalizado para liberar un mayor espacio público. Este retranqueo permite evitar los chaflanes típicos del ensanche y trabajar con un volumen de geometría más nítida. Para una misma edificabilidad, reducir la huella del edificio implica necesariamente crecer en altura, y en este caso se propone un volumen de perfil recortado de proporción poco frecuente. La solución en planta tiene como base geométrica la ‘doble simetría’, como los ambigramas —que se leen igual al girarlos 180º—. Esta estrategia colabora a desdibujar algo más las partes; además, el edificio, en su condición de bloque exento, se percibe como una pieza en la que no hay distinción entre delante y detrás o principio y final. Las viviendas de menor dimensión se sitúan en los elementos en altura, y se desarrollan en una sola planta, mientras que los dúplex, como repetición de unidades funcionalmente indiferenciadas, ocupan el desarrollo longitudinal del zócalo. Las viviendas no son el resultado de un loteo a priori de la planta, sino que se resuelven entrelazadas tanto en planta como en sección.

El cerramiento exterior es una piel de escamas de zinc en franjas horizontales que deslizan unas sobre otras con un ligero decalaje y en las que se insertan los huecos según un patrón aparentemente aleatorio. Unos cajones proyectantes introducen una ligera vibración. La oscura piel de zinc forma parte de la fachada trasventilada, esencial en la estrategia de eficiencia energética del edificio: en verano, el sol calienta el aire que queda en la cámara, que asciende por convección ocupando su lugar aire fresco y evitándose así la acumulación de calor en la fachada; en invierno, en cambio, la radiación solar no es suficiente para producir estos movimientos de aire y la fachada ventilada actúa como acumulador de calor, produciendo el efecto contrario.


Cliente Client

EMVS, Empresa Municipal de la Vivienda y Suelo de Madrid

Arquitectos Architects

Estudio Entresitio: María Hurtado de Mendoza, César Jiménez de Tejada, José María Hurtado de Mendoza

Colaboradores Collaborators

Carolina Leveroni, Stefan Vogt, Jorge Martínez, Laura Frutos, Pablo Sacristán, Filipe Minderico, Anne-Dorothée Herbort, Irene de la Cruz, Miguel Crespo, Alvar Ruiz; Juan Carlos Corona, David Gil, Santiago Hernán (arquitectos técnicos quantity surveyors)

Consultores Consultants

CYPE Ingenieros Estudios y Proyectos. (estructura structure); I+G. Pro, Clement y asociados (instalaciones mechanical engineering); Inprotel Comunicaciones (ingeniería ICT communications)

Contratista Contractor

Assignia Infraestructuras

Fotos Photos

Roland Halbe