Guardería infantil, Sondica
Eduardo Arroyo 

Guardería infantil, Sondica

Eduardo Arroyo 


En sus proporciones y en su definición constructiva, esta pequeña escuela se propone como lugar de transición entre el entorno familiar y la vida en sociedad a través del juego. Espejo mágico y bolsa marsupial, sus planos cristalinos envuelven al niño en un mundo seguro y propio, definido por el metro y quince centímetros de altura que se establece como medida de puertas, ventanas y otros objetos de ese universo infantil vetado al adulto. Las aulas, orientadas al este, reciben el calor y la luz del sol de la mañana; unos paneles móviles permiten variar su tamaño o convertirlas en una sola; en el lado opuesto, el vidrio estructural es translúcido para mantener a salvo de miradas ajenas las zonas complementarias. El relieve multifacetado de la cubierta metálica traduce las particiones interiores y se hace eco de un perfil montañoso cercano...[+]