Escuela Infantil Municipal en Majadahonda
Alia García-Germán  Javier García-Germán 

Escuela Infantil Municipal en Majadahonda

Alia García-Germán  Javier García-Germán 


La estrategia seguida en el proyecto de esta escuela infantil se centra en la materialización de dos sistemas complementarios: unos suelos que acogen y enseñan a los niños, y una cubierta que acondiciona energéticamente dichos suelos. Los suelos, organizados en bandas que llegan hasta los límites del solar, constituyen una secuencia de lugares: la ‘calle interior’ que conecta todos los espacios y es el lugar de encuentro de niños, profesores y padres; las aulas, lugar de aprendizaje de los niños; los areneros que rodean todo el edificio y funcionan como áreas de juego; y el ‘jardín en movimiento’, donde destacan tres colinas artificiales con jardinería intensiva sobre un manto de vegetación autóctona (hierbas, arbustos y grupos de almendros). Esta pradera no precisa riego de mantenimiento; por eso se ha llamado ‘jardín estacional’, pues en ella se aprecia el paso de las estaciones, pasando del verde al amarillo en los meses más cálidos. Los suelos, con sus diferentes colores, texturas, temperatura y permeabilidades —el acabado de la calle interior es de goma; el de las aulas, de pavimento deportivo; el arenero, de arena; y el jardín, vegetal— ofrecen un estimulante muestrario de superficies a la altura del gateo y los pasos de los niños.

Por su parte, la cubierta es un dispositivo de captación, almacenamiento y distribución de energía y agua que permite acondicionar los espacios definidos por los suelos, creando en cada uno la atmósfera más adecuada. Se compone de varios elementos: una cubierta-aljibe que capta y almacena agua de lluvia y la distribuye al jardín perimetral; unas placas solares térmicas localizadas en el anverso de los lucernarios, que contribuyen al aporte de calor para el suelo radiante de la calle interior y las aulas; un cuarto de máquinas, también incorporado a la cubierta, responsable de la dosificación y distribución de la energía solar y del agua captada, y que aprovisiona con las puntas de energía que no se pueden obtener del entorno; y unos lucernarios para la iluminación y ventilación natural de la calle interior. Así, la cubierta se configura como una superposición de elementos vivos e inertes; componentes tecnológicos y low-tech; sistemas de energía y de información que posibilitan las condiciones ambientales necesarias para la construcción de un lugar completo. El interés que tiene la propuesta es que estos dispositivos pongan de manifiesto las energías presentes en el lugar, y que esta energía se ligue a las experiencias perceptivas de los niños... [+]


Obra

Escuela Infantil Municipal en Majadahonda, Madrid.

Cliente

Ayuntamiento de Majadahonda, Arpegio (Áreas de promoción empresarial), Comunidad de Madrid .

Arquitecto

Javier García-Germán.

Colaboradores

Alia García-Germán, Héctor Jiménez, Ismael Aboli, Sebastian Grögard, María Milans, Therezia Sloet tot Eberlo; Miguel Martín Melgar (aparejador).

Consultores

Úrculo Ingenieros Consultores (instalaciones).

Contratista

Fuenco S.A.U.

Fotos

Miguel de Guzmán.