Arquitectos de papel

31/12/2003


Los maestros que antaño aspiraban a figurar en el papel moneda, hoy se conforman con el papel cuché. El billete suizo de Le Corbusier o el finés de Aalto —uno en curso, y el otro desaparecido tras la incorporación de Helsinki al euro— acuñan una historia épica de héroes, similar a la de Howard Roark en The Fountainhead, el talento insobornable que en la versión cinematográfica de King Vidor despoja a la arquitectura de envolturas decorativas. Pero cuando ésta no es sino papel de envolver, como satiriza el diseñado para la nueva arquitectura berlinesa, no es fácil reprochar al arquitecto su sometimiento al poder del papel impreso. El Banco de Hong Kong y Shanghai aparece en los billetes de la antigua colonia, pero eso no impidió a Foster vestirse con su maqueta para un reportaje en Vanity Fair (que evocaba el famoso baile Beaux Arts de 1931), donde también intervinieron Eisenman, Starck, Stern, Meier, Graves, Gwathmey, y hasta los veteranos I. M. Pei y Philip Johnson, el único por cierto que ha ocupado la portada de Time y la de Out; un reconocimiento mediático sólo comparable al de Koolhaas con sus apariciones estelares en las portadas del suplemento dominical del New York Times y de la revista Wired, al frente de un número cuyo título resume el planeta de la imagen: Koolworld...[+]


Etiquetas incluidas: