Sede de Médicos Sin Fronteras en Barcelona
Batlle i Roig 

Sede de Médicos Sin Fronteras en Barcelona

Batlle i Roig 


La firma catalana liderada por Enric Batlle y Joan Roig fue la encargada de convertir un antiguo edificio industrial en la nueva sede corporativa de Médicos Sin Fronteras, situada en el distrito barcelonés de 22@. En 2003, la nave fue transformada en oficinas, modificando los núcleos de comunicación y servicios para cumplir con la normativa vigente, pero con escasa ventilación e iluminación naturales.

La remodelación para MSF incluye un patio verde que incorpora una escalera y una sección escalonada para optimizar la entrada de luz y aire, así como terrazas que amplían las zonas de trabajo. La planta baja está concebida como una extensión de la vía pública, en cuyo acceso principal se encuentra un aparcamiento para bicicletas. Organizados alrededor de un patio central, cuatro niveles acogen una zona diáfana destinada a los espacios de trabajo y dos franjas laterales, colocadas en las medianeras del edificio, que albergan los núcleos de comunicación vertical y servicios, las salas de reuniones, los despachos y las áreas de descanso. La nueva cubierta está fragmentada en dos partes: por un lado, un lugar de encuentro con abundante vegetación y toldos móviles; y, por el otro, las instalaciones del edificio, aprovechando elementos existentes como la pérgola metálica para incorporar paneles fotovoltaicos y un sistema de recolección de aguas pluviales. Además, para reducir el consumo energético se refuerza el aislamiento de las cubiertas y fachadas y se renuevan parcialmente las carpinterías.