Biblioteca universitaria, Barcelona

Biblioteca universitaria, Barcelona


Planteada como una alternativa capaz de com-petir desde el sector público con los incipientes centros privados, la Universidad Pompeu Fabra nació también con una decidida vocación urbana. Desde las sedes de la Rambla, la plaza de la Mercé y la estación de Francia, esta institución docente se planteó como motor de apoyo de la recuperación del casco antiguo de Barcelona, dentro de un plan ambicioso que incluía la construcción del MACBA, el Centro de Cultura Contemporánea y el Convento de los Ángeles. Con el centro que flanquea el parque de la Ciudadela, el campus gravita ahora sobre los cuarteles Jaume I y Roger de Llúria, rehabilitados para albergar los departamentos y las aulas mayores respectivamente. Rematando esta sucesión de edificaciones castrenses, el depósito de aguas que en otro tiempo alimentó el sistema de riego y la cascada del parque ha sido recuperado como biblioteca central, desafiando con su imponente masa muraria la estructura ligera del umbráculo situado en el lado opuesto de este pulmón verde.

Una galería de hormigón prefabricado se inserta entre los muros de ladrillo de un metro de espesor que sustentan el depósito original, una cisterna creada para el parque de la Ciudadela siguiendo la tipología romana.

La construcción existente —proyectada en 1874 por Josep Fontseré— respondía como tipo a las cisternas construidas ya en tiempos de los romanos y contaba con un interior dominado por muros de fábrica de un metro de espesor, aligerados mediante vanos en arco. Esta sucesión de diafragmas de la-drillo —una vez liberada de las divisiones intermedias añadidas a lo largo del tiempo— proporcionó una matriz tridimensional que se tomó como base de la intervención. Una galería de nueva construcción ciñe a media altura el perímetro del depósito, definiendo en este espacio fragmentado rincones para el estudio concentrado que contrastan con la sala general de lectura ubicada en el centro del edificio. Las diferencias entre los dos ámbitos se apoyan además en el sistema de iluminación natural previsto en cada caso; lateral en la galería, a través de los ventanales existentes, y cenital en el centro, mediante los lucernarios que afloran en la lámina de agua de la cubierta.

La sala central de lectura se ilumina a través de varios lucernarios que afloran sobre el estanque de la cubierta, mientras los puestos de estudio de la galería perimetral reciben luz a través de los huecos de fachada.

Constructivamente, la actuación se instala como un conjunto de mobiliario entre las masas cerámicas del depósito de aguas. Dos piezas prefabricadas en hormigón —una para los soportes y otra para los forjados— forman las galerías situadas a tres me-tros de altura que concentran las instalaciones requeridas por la biblioteca. Las mesas, las estanterías y las lámparas mantienen con el edificio de Fontseré esta misma relación de superposición. A ex-cepción de las claraboyas de cubierta, todos los elementos se han yuxtapuesto sin herir lo existente y podrían eliminarse para recuperar el original.


Arquitecto(s)

Clotet & Paricio

Cliente Client

Universidad Pompeu Fabra 

Arquitectos Architects

Lluís Clotet, Ignacio Paricio 

Colaborador Collaborators

Jordi Julián Gené (arquitecto architect

Consultor Consultants

Jesús Jiménez (estructura structure)

 Contratista Contractor

Fomento de Construcciones y Contratas 

Fotos Photos

Lluís Casals

Etiquetas incluidas: