Experimentelle Fabrik, Magdeburg
Sauerbruch Hutton 

Experimentelle Fabrik, Magdeburg

Sauerbruch Hutton 


En 1657, el científico Otto von Guericke demostró en Magdeburgo la existencia del vacío, brindando a la vez un grandioso espectáculo a los asistentes: en el patio de una casa, ató doce caballos a dos hemisferios de bronce, que unió formando una esfera. Luego extrajo el aire hasta hacer el vacío en su interior. Los animales no consiguieron separar los hemisferios, que se desacoplaron casi por sí mismos al abrirse la válvula de presión. Aún hoy se ve en la ciudad a orillas del Elba la huella dejada por este científico que fue también urbanista y alcalde de la villa. La Universidad local lleva su nombre, y el emblema de la ciudad muestra su famoso experimento con los hemisferios. Más de cuatrocientos años después, Magdeburgo, importante centro industrial en tiempos de la RDA y capital del estado federado de Sajonia-Anhalt, mantiene vivo el espíritu innovador de Von Guericke dando acogida a organizaciones científicas de ámbito internacional como el Instituto Leibniz, la Sociedad Max Planck y el Instituto Fraunhof para la Automatización de los Procesos Industriales.

La nueva fábrica experimental es un centro de investigación para el desarrollo de métodos y procesos productivos. Junto a las sedes del Fraunhof y el Max Planck, ocupa el margen sureste del campus de la Universidad —copropietaria de la misma junto con el Ayuntamiento—, un emplazamiento prominente junto a una transitada autopista. El programa se descompone en tres volúmenes diferentes: el mayor, de cinco plantas y orientado al este—hacia la autopista—, permite alojar oficinas y laboratorios; el segundo consiste en una única nave de altura variable entre 7 y 10 metros para experimentos de gran escala; y el tercero alberga un ámbito acondicionado para pruebas con campos electromagnéticos. Un atrio a doble altura y una galería comunican y relacionan todos los espacios, lográndose el deseado efecto de sinergia entre las diferentes áreas especializadas. Un tapiz fabricado con paneles de aluminio pintado en bandas de colores rosa, naranja y gris cubre los tres elementos, unificándolos visualmente en un solo volumen compacto y proporcionando además un buen comportamiento térmico y un adecuado aislamiento acústico al conjunto. Las fachadas norte y sur se ofrecen como cortes limpios que transparentan el interior a través del vidrio, mientras que a este y oeste se prolonga la superficie de chapa de la cubierta... [+]


Obra

Fábrica Experimental, Magdeburgo, Alemania.

Cliente

ZPVP GmbH. 

Arquitectos

Matthias Sauerbruch y Louisa Hutton. 

Colaboradores

Andrew Kiel, Marcus Hsu, Philip Engelbrecht, Barbara Suter, Mehmet Dogu, Bettina Pinks; Siemens Gebäudetechnik (gestión), Harms & Partner (costes), Canzler, Bautra (estructura), Moll (acústica),ST raum a (paisajismo).

Fotos

Gerrit Engel.