Palacio de Congresos, Zaragoza
Nieto Sobejano 


El perfil quebrado y variable, ascendente y descendente del nuevo Palacio de Congresos dialoga con los diferentes espacios que alberga en su interior. La gran cubierta envuelve como un manto blanco y resplandeciente los diferentes volúmenes, cobijando un amplio espacio interior fluido y continuo. De este modo, los tres cuerpos principales, donde se alojan el auditorio, el pabellón multiusos y las salas modulares, quedan conectados entre sí a través de un gran vestíbulo común capaz de relacionar los distintos espacios.

Sobre la plataforma central de la Expo 2008 se levanta el palacio de congresos, que manifiesta su carácter público e institucional gracias a una singular cubierta quebrada que envuelve los distintos espacios interiores. 

La sala de congresos se plantea de modo que los palcos y el entresuelo sean autónomos dando lugar a una sala de 1.500 personas compatible con congresos de menor aforo. El pabellón de exposiciones ha sido empleado durante el período de la Exposición Zaragoza 2008 como Tribuna del Agua, por lo que su ubicación, con posibilidad de acceso independiente, ha permitido su uso para exhibiciones, seminarios o diversos actos. Por su parte, las salas modulares definían un área susceptible de destinarse a centro de prensa, oficinas o salas de reunión, mientras que admitía una subdivisión en áreas de menor o mayor tamaño, para su uso posterior. Una amplia planta subterránea alberga áreas de servicio, instalaciones, camerinos, almacenes y cocinas, que hacen posible el correcto funcionamiento sin interferir con los espacios públicos del edificio.

La obligada necesidad de una rápida ejecución de la obra ha supuesto en este proyecto la razón de su concepción arquitectónica. Se opta por una estricta modulación geométrica y por el uso de sistemas constructivos prefabricados; se elige una solución estructural basada en jácenas metálicas de grandes luces y se apuesta por una contenida paleta de materiales. Los espacios interiores responden a una misma gradación de texturas y color, coexistiendo revestimientos metálicos y de hormigón con solados continuos y divisiones de vidrio. Al exterior, grandes frentes acristalados alternan veladuras y celosías metálicas integradas en la fachada a poniente con transparencias en el alzado orientado hacia la plaza que favorecen la percepción del carácter público y abierto del edificio.

La cubierta se ha construido con paneles prefabricados de hormigón blanco reforzados con fibra de vidrio y piezas cerámicas de forma triangular con acabado esmaltado y mate. La imagen del edificio sugiere una transición gradual entre los distintos matices de los materiales empleados. Finalmente, en los espacios interiores se emplean revestimientos de metal y hormigón junto con divisiones de vidrio que potencian la luminosidad.


Cliente Client

Gobierno de Ara

Arquitectos Architects

Fuensanta Nieto, Enrique Sobejano

Colaboradores Collaborators

Patricia Grande (directora de proyecto project manager); Carlos Ballesteros, Mauro Herrero, Sebastián Sasse, Alejandra Sobral, Lucía Gigante

Consultores Consultants

NB 35 (estructura structural engineer); R. Úrculo Ingenieros (instalaciones electrical and mechanical engineer); Higini Arau (acústica acoustic); 3i Ingeniería (protección contra incendios fire prevention system ); Ove Arup (fachada facade); Frapont (revestimiento interior interior panelling); Chemtrol (equipamiento escénico stage equipment); Luxmate (sistemas de control e iluminación control systems and lighting)

Fotos Photos

Fernando Alda, eNVuelo, Pedro Pegenaute, Roland Halbe