Museo de la Historia, Lugo (en construcción)
Nieto Sobejano 

Museo de la Historia, Lugo (en construcción)

Nieto Sobejano 


El tejido urbano y el espacio natural transcienden con frecuencia los difusos límites que los separan, generando campos de influencia, áreas de interferencia entre la arquitectura y el paisaje. Este hecho, que en las grandes ciudades se percibe quizá con mayor dificultad como consecuencia de la escala territorial a la que se produce, está sin embargo muy presente en algunas poblaciones de menor tamaño, en las que el terreno agrícola, el ámbito rural y el casco urbano conforman estructuras de bordes imprecisos. Ese es el caso, por ejemplo, de Lugo y del solar destinado a la construcción del Museo Interactivo de la Historia, situado extramuros del recinto romano, en un lugar donde el terreno verde y ondulante del campo circundante se encuentra con agrupaciones residenciales y con antiguas instalaciones industriales paulatinamente sustituidas ahora por equipamientos sociales, deportivos y culturales. Tal vez por esa razón, la necesidad de construir un museo destinado a mostrar con medios audiovisuales la historia de la ciudad se tornó para nosotros en la oportunidad de explorar los vínculos compartidos por la arquitectura y el paisaje. Aunque la analogía paisajística ha devenido hasta cierto punto un lugar común en la teoría y práctica contemporáneas y tal vez pueda parecer forzado asimilar arquitectura a paisaje, este es uno de los casos en que nos gustaría pensar que la relación entre ambos es algo más que una frase hecha. Nuestra propuesta surge en efecto como un museo-parque o un parque-museo vinculado a la secuencia de áreas verdes de la ciudad, que oculta bajo tierra los nuevos espacios expositivos y se eleva en una constelación de linternas cilíndricas dispersas en un prado continuo. Como ocurre siempre que se pretende formalizar una idea arquitectónica —no pocas veces surgida de una intuición— es la lectura del lugar la que acaba dando sentido a las decisiones que dibujan la propuesta concreta. El fuerte desnivel entre los extremos Este y Oeste del solar sugiere la posibilidad de tomar como cota de acceso la más elevada, de modo que el museo desarrolla sus espacios expositivos bajo tierra, dispuestos fundamentalmente en una única planta iluminada a través de grandes patios circulares que introducen la luz natural al interior. Un gran volumen cilíndrico se hunde profundamente en el terreno, generando la sala principal, concebida como caja escénica. Del patio central emergen —como silos abandonados— las salas de exposición más singulares y de mayor altura que transmiten hacia el exterior la imagen del nuevo edificio. El espacio del museo se articula en una sucesión de vacíos circulares interiores y exteriores, con múltiples itinerarios posibles en los que el paisaje y la historia parecen transmitir la íntima relación que los une.

La sensibilidad hacia cuestiones ambientales es consecuencia de la propia concepción del proyecto. El impacto que un gran volumen hubiera producido en superficie se evita ocultando el edificio bajo un ondulante manto vegetal. Los espacios destinados a visitantes y museo ocupan una planta semienterrada bajo la misma cubierta verde, lo que favorece su inercia térmica, reduciendo la necesidad de aporte energético. Las torres de exposición que emergen del jardín están envueltas exteriormente por ligeras mallas de acero cortén iluminadas artificialmente que se transforman en una instalación visual en el paisaje del nuevo parque. El Museo de la Historia supone la experiencia de un paseo por un paisaje vegetal y metálico, en la ambigua franja que hasta hace poco compartieron campo e industria, un parque cuyo resplandor en la noche parece emerger del interior de la tierra, evocando tal vez imágenes de prados y cuevas, de murallas históricas y silos industriales, metáforas de un paisaje y una cultura que los habitantes de Lugo llevan grabados en su memoria.


Obra Work

Museo Interactivo de la Historia de Lugo

Cliente Client

Ayuntamiento de Lugo

Arquitectos Architects

Fuensanta Nieto, Enrique Sobejano

Colaboradores Collaborators

Alexandra Sobral (arquitecto de proyecto project architect); Vanesa Manrique (coordinación de proyecto project coordination); Borja Ruiz-Apilánez, Juan Carlos Redondo, Bart de Beer, Rocío Domínguez (equipo team); Fuensanta Nieto, Enrique Sobejano (dirección de obra site supervision); Miguel Mesas Izquierdo (aparejador quantity surveyor); Nieto Sobejano Arquitectos, Juan de Dios Hernández, Jesús Rey (maquetas models)

Consultores Consultants

NB35 (estructura structure); 3i Ingeniería Industrial (instalaciones mechanical engineering)

Contratista Contractor

UTE Aldesa-Cuadernas

Fotos Photos

Fernando Alda; Iago Eireos; Aurofoto S.L.

Fechas Dates

2007 (concurso competition)

2007 (proyecto project)

2008-2012 (construcción construction)