Junta municipal de Latina, Madrid
Nieto Sobejano 

Junta municipal de Latina, Madrid

Nieto Sobejano 


La nueva sede municipal de Latina debía dotar al distrito de los servicios administrativos y culturales que necesitaba, y reafirmar el papel de la arquitectura pública en la definición de su entorno, un tejido urbano disperso y fragmentado que ha crecido con gran rapidez desde los años cincuenta. Situada en una zona de reciente ordenación, dominada por la presencia de un hipermercado, nuevos parques y un intercambiador suburbano, la junta responde a la pérdida relativa de influencia simbólica de los edificios institucionales frente a otros destinados a usos lúdicos, comerciales o de transporte, que son los verdaderos centros de la vida urbana contemporánea.

Estas circunstancias llevaron a proponer una arquitectura compacta y autónoma, ubicada en un extremo del solar para definir una plaza que ya estaba prefigurada por el centro comercial existente. Los espacios abiertos del nuevo edificio que articulan la conexión de éste con la plaza constituyen el argumento espacial del proyecto; suponen no sólo la vinculación física de ámbitos urbanos situados a distinta cota, sino, fundamentalmente, la concreción de un lugar al aire libre que representa el espíritu público ciudadano propio de una dependencia municipal. Para permitir usos independientes, el programa se organiza en dos bloques: uno alberga la sala de exposiciones y el salón de actos y plenos (con capacidad para 300 personas) —que pueden usarse conjunta o independientemente gracias a las grandes puertas pivotantes del salón—; y el otro acoge los espacios administrativos.

Las fachadas de este prisma opaco se han realizado con una estricta retícula de paneles prefabricados de hormigón lisos, estriados o en celosía. Las fachadas interiores son, por el contrario, acristaladas: un muro cortina en el que se alternan vidrios transparentes y translúcidos. Así, la compacta imagen exterior contrasta con un interior accesible y permeable. La trama de módulos de 5 x 5 metros que define la construcción dicta asimismo la ordenación flexible de las áreas de trabajo, distribuidas en las tres plantas de acuerdo con el programa de usos. El vestíbulo principal, a doble altura, es el núcleo de acogida y el ámbito más representativo. El concepto unitario del proyecto se manifiesta también en el tratamiento del solar, flanqueado en uno de sus lados por un aparcamiento al aire libre. En los restantes espacios abiertos se alterna una pavimentación continua con zonas ajardinadas para definir el ámbito dominante de un edificio que refleja a un tiempo las contradicciones del lugar y el carácter cívico del organismo que alberga...[+]


Cliente Client
Ayuntamiento de Madrid

Arquitectos Architects
Fuensanta Nieto, Enrique Sobejano 

Colaboradores Collaborators
Miguel Mesas (aparejador quantity surveyor); Carlos Ballesteros, Mauro Herrero, Juan Carlos Redondo; Esther Pizarro (escultura sculpture

Consultores Consultants
G. Álvarez-Geasyt (instalaciones mechanical engineering); J. Domingo Fabré, Info-Taller Estructuras (estructura structure)

Contratista Contractor
ACS

Fotos Photos
Eduardo Sánchez & Ángel Luis Baltanás