Museo de Bellas Artes de Asturias
Francisco Mangado 

Museo de Bellas Artes de Asturias

Francisco Mangado 


Ganadora del concurso celebrado en 2007, la propuesta parte de la idea de considerar todo el conjunto urbano, incluyendo los dos edificios históricos que albergaban hasta ahora el museo —el Palacio de Velarde y la Casa Oviedo-Portal—, y plantea la construcción de un nuevo edificio en su interior. El proyecto acepta la secuencia de fachadas como un condicionante contextual, y estas adquieren dimensión de ‘telón’ urbano, dentro del cual se construye un nuevo edificio que, incluso, posee su propia fachada, la cual se adivina a través de los huecos desnudos, desposeídos de carpintería, que constituyen el tributo ciudadano. Desde el exterior se puede completar una gran construcción luminosa, vítrea, llena de reflejos, que se proyecta al exterior superpuesta a la historia urbana, elaborándose así una imagen fuerte pero compleja para el nuevo Museo de Bellas Artes.

Además de duplicar la superficie expositiva, el proyecto incorpora los usos e instalaciones —salas de conservación, oficinas y almacenes— que requiere un museo contemporáneo; al nuevo espacio se accede desde la plaza de la catedral.

El proyecto considera de forma global todo el conjunto urbano, incluyendo, además de los nuevos inmuebles, los dos edificios históricos que albergaban el museo: el Palacio de Velarde (1) y la Casa Oviedo-Portal (2).

El otro elemento fundamental para explicar la relación con el contexto lo constituye el patio de manzana, que se transforma en un lugar de encuentro, de fusión de los distintos edificios que forman el conjunto. La lectura de la nueva planta permite adivinar la importancia de los patios, de los vacíos, en la configuración del proyecto. Tanto el patio de manzana, revalorizado e incorporado a la estructura del conjunto, como el patio cubierto de la nueva construcción principal —gran lucernario que articula y estructura los accesos y elementos de comunicación convirtiéndose en un espacio de referencia—, configuran una propuesta que viene a prolongar conceptual y físicamente el conjunto existente.

En este complejo contexto se construye un nuevo edificio en el que los patios y los vacíos configuran la planta, y funcionan no sólo como espacio de referencia sino también como nexo entre los diferentes programas.

Dos elementos singulares aparecen en la nueva construcción. Por un lado, la nueva fachada detrás de la histórica que se mantiene hacia la calle de la Rúa y la esquina de ésta con la plaza de Alfonso II, un elemento de gran intensidad formal, visual y funcional que va a ser la nueva imagen del museo, y que conforma la escalera pública que da acceso a todos los niveles del museo y los espacios de doble y triple altura de la entrada, en diálogo con las fachadas históricas en la medida que se acercan y alejan de ellas en el interior. Esta fachada gruesa concentra las dos épocas y permite una visión oblicua de la ciudad. El acabado labrado del vidrio en la nueva fachada produce, entre ella y el lienzo existente, reflejos cruzados en su interior, una interacción entre las dos fachadas que origina un espacio de gran intensidad y riqueza. El otro elemento singular, desde el punto de vista formal, lo constituyen los lucernarios de cubierta. Retranqueados de la fachada, su impacto visual desde el exterior queda disminuido, confiriendo sin embargo una gran calidad espacial a los interiores.

Además de ser la imagen del museo, la nueva fachada detrás de la existente conforma la escalera que permite el acceso a todos los niveles del museo y los espacios de doble y triple altura situados a la entrada.


Cliente Client

Principado de Asturias. Consejería de Cultura y Turismo

Arquitecto Architect

Francisco Mangado

Colaboradores Collaborators

Francisco Mangado, Justo López García (dirección de obra site supervision); Idoia Alonso Barberena, Luís Alves, Francesca Fiorelli, André Guerreiro, Diogo Lacerda, María Manero, David Martínez, Helena Piera, Hugo Pereira, Abraham Piñate, Sergio Rio Tinto, Janka Rust, Gabriel Tyszberowicz, Ricardo Ventura (arquitectos architects)

Consultores Consultants

IDOM (ingeniería estructuras structures); IDOM (instalaciones mechanical engineering); ALS Lighting (iluminación lighting); Luis Pahissa, Fernando Pahissa, Alberto López Diez, Angel Garcia Garcia (arquitectos técnicos quantity surveyors)

Contratista Contractor

SEDES S.A.

Superficie construida Floor area

10.702 m² (2.516 m² bajo rasante belowe ground, 8.186 m² sobre rasante above ground)

Presupuesto Budget

16.800.000 euros

Fotos Photos

Pedro Pegenaute, Juan Rodríguez