Estación de autobuses, Huelva
Cruz y Ortiz Arquitectos 

Estación de autobuses, Huelva

Cruz y Ortiz Arquitectos 


Antes, a propósito de Santa Justa, hablábais de cómo las estaciones de ferrocarril se debían resolver en sección, y las de autobuses en planta.

—El problema de la estación de Huelva era que se necesitaban muchas dársenas, treinta, y teníamos un solar no demasiado grande e incómodamente triangular. Tratamos de conseguir el mayor perímetro dentro del solar, y de ahí que empezáramos a dibujar los posibles movimientos de los autobuses en este plano —una planta muy rara ¿no? — donde se aprecia la huella de todos los autobuses y sus posibles movimientos. De dibujar estos movimientos se desprende la planta completamente curvilínea, mientras la sección es de una simplicidad absoluta. Sólo hay dos planos horizontales, el suelo y el techo, que dibujan dos veces la planta. Una estructura que no se expresa, otra vez, nada. Por eso el plano de hormigón de la cubierta es tan horizontal y tan neutro como el plano del suelo. Mientras que la estación de ferrocarril es un problema de sección, como se puede ver en el proyecto que hemos hecho para Basilea. El tren se mueve en línea recta y el autobús demanda una versatilidad de movimiento en planta que genera otras figuras, por eso la sección es de una simplicidad radical y en cambio la planta es tan compleja.

—En los dos casos se trata de una voluntad de optimización de la estructura formal.

—El movimiento de los autobuses genera una geometría fluida y ambigua. Rafael Moneo señalaba que esa geometría fluida se contrasta con el patio circular, la figura en cambio más unitaria y geométricamente perfecta. Ese tipo de encuentros nos interesa mucho, y es el origen de las sorpresas que contienen nuestros edificios. El vestíbulo de Santa Justa, el patio de Doña María Coronel, el patio de la biblioteca pública de Sevilla, o este recinto circular son espacios inesperados, que además actúan por contraste.

—Tenemos entendido que este proyecto fue también resultado de un concurso. ¿Qué opináis del sistema de adjudicación de los trabajos por esta vía?

—Los concursos son un campo de entrenamiento formidable, tanto para los estudios con menos experiencia como para los más veteranos. Una especie de gimnasia para mantenerse en forma. Se aprenden cosas que luego aprovechas o transformas; y además puedes analizar las soluciones que otros han adoptado ante el mismo problema. En los concursos nosotros sólo nos enfadamos cuando perdemos merecidamente. Cuando nos damos cuenta que nuestra propuesta no ha estado al nivel...

Conversación de los autores con Luis Moreno Mansilla y Emilio Tuñón.
[+]


Cliente Client
Junta de Andalucía

Arquitectos Architects
Antonio Cruz & Antonio Ortiz 

Colaboradores Collaborators 
Blanca Sánchez (arquitecta  architect); Manuel Delgado,  Manuel Pino (aparejadores  quantity surveyors)

Consultores Consultants
Blas González (ingeniero  engineer); Antonio Pérez Escolano (señalización signage

Contratista Contractor 
Cubiertas y MZOV

Fotos Photos
Duccio Malagamba