Palais de Tokyo, París
Lacaton & Vassal 

Palais de Tokyo, París

Lacaton & Vassal 


Antes de la finalización del Centro Pompidou en 1974, el Museo de Arte Moderno de París ocupaba el Palais de Tokyo, un monumental edificio construido en la ribera del Sena con motivo de la Exposición Internacional de 1937. Concluido el traslado de las colecciones, el recinto fue objeto de diferentes propuestas de transformación, de las cuales la más sólida fue el proyecto para realizar un Palacio del Cine cuyas obras se abandonaron durante la fase de demolición.

El Ministerio de Cultura francés convocó en 1999 un concurso para la habilitación de «un lugar para la creación contemporánea» que aproximara al público a las distintas formas de expresión artística actual. La propuesta ganadora —que parte de una intervención mínima—ha conseguido potenciar las cualidades morfológicas intrínsecas de este lugar sin disimular su desnudez, enfatizando la expresividad de un espacio cuya diafanidad remite a muchas construcciones industriales. La asunción de dos de las premisas recogidas en las bases—un exiguo presupuesto y la referencia explícita al término «instalación»— guiaron el proyecto, cuya concepción puede ilustrarse estableciendo analogías operativas con la plaza de Djemaa-el-Fna de Marraquech. Como sucede en este ámbito público, el proyecto parte de la consideración del espacio como un entorno que los usuarios reconfiguran constantemente; un lugar de encuentros, sin obstáculos, con libertad de uso, un espacio que semetamorfosea dependiendo de la actividad de sus participantes. El Palais de Tokyo se convierte así en un lugar único, con 8.000 metros cuadrados abiertos de mediodía a medianoche a todo tipo de práctica cultural, un lugar de paso para visitantes y de estancia para creadores, en el que ambos comparten y participan en un debate abierto.

Los requerimientos técnicos que afectaban a la estabilidad estructural, a las ordenanzas de seguridad, a la accesibilidad y al acondicionamiento de instalaciones han determinado el orden de actuación. La estructura ha sido reforzada puntualmente y, mientras que el vidrio de fachada se ha conservado, los lucernarios existentes se han sustituido por otros generalmente empleados en la industria agrícola que incorporan automatismos para garantizar la ventilación. Se ha pretendido de este modo favorecer una relación permeable con el medio natural —la luz, el viento, la lluvia...— y urbano, conservando las transparencias puestas de manifiesto por la demolición y desvelando la lógica interna del edificio para implantar en él una configuración contemporánea en diálogo con la actividad que acoge.


Cliente Client

Ministère de la Culture et de la Communication

Arquitectos Architects

Anne Lacaton & Jean-Philippe Vassal

Colaboradores Collaborators

(fase 1 phase 1) Florian de Pous, Jalil Amor, Mathieu Laporte, David Pradel, Emmanuelle Delage. Florian de Pous, Maud Chevet, Dimitri Messu, Bartolo Santos, Chloé de Smet, Joanne Rasse, Ambroise Bonal  (fase 2 phase 2)
 

Consultores Consultants

(fase 1 phase 1) Ingérop (departamento de diseño técnico technical design department); CSTB (resistencia al fuego de la estructura fire resistance of structure); Gaudriot (seguridad ante incendios fire engineering) (fase 2 phase 2) AIA ingénierie (ingeniería de estructuras structural engineering); CESMA (ingeniería de estructura metálica metal structure engineering); INEX (ingeniería de instalaciones services engineering)

Contratistas Contractors

(fase 1 phase 1) Gery Dutheil (obra gruesa gros oeuvre); Ateliers David (cerrajería ironworks) (fase 2 phase 2) Laine Delau (obra gruesa gros oeuvre); CMF, Gilloots (ventanas windows); VULCAIN (cerrajería ironworks)

Superficie Surface area

7.800 m2 (fase 1 phase 1), 16.500 m2 (fase 2 phase 2)

Coste Cost

3.080.000 € (fase 1, sin impuestos phase 1, excluding taxes), 13.000.000 € (fase 2, sin impuestos phase 2, excluding taxes)

Fotos Photos

Philippe Ruault; Lacaton & Vassal