Oficinas y estudios, Düsseldorf
Ingenhoven Architects 


Este proyecto tripartito se inscribe dentro de la amplia operación de revitalización urbana del puerto fluvial de Düsseldorf, a través de la cual muchas de las antiguas instalaciones portuarias del Rin están siendo demolidas o reconvertidas para destinarlas a nuevos usos, principalmente terciarios. Dentro de este tipo de operaciones, habituales en las dos últimas décadas en todos los puertos europeos, una de las preocupaciones de las autoridades urbanísticas es conseguir recuperar la relación de la ciudad con su borde acuático sin que se pierdan las características ambientales que han otorgado su identidad a estas ciudades portuarias.

La primera idea para este proyecto proviene de un concurso restringido que se celebró en 1994 para la reconversión en oficinas y estudios de un antiguo tinglado de los años cincuenta, así como la creación a su lado de un nuevo edificio, también de oficinas. Steven Holl obtuvo el primer premio con una propuesta formada por una torre de dos cuerpos pegada al testero del antiguo almacén que se prolongaba con otros dos volúmenes por encima del mismo, formando un gran ático. Una ‘galería flotante’, unida mediante un puente-escalera al edificio principal, completaba la propuesta.

Desavenencias con el cliente, la marchante Helge Achenbach, y problemas derivados de las rigurosas ordenanzas alemanas, entre ellos la prohibición de construir la galería en las aguas del Rin, llevaron a que se asignara la coordinación del proyecto a Ingenhoven, Overdiek y Kahlen, quienes finalmente se encargaron también de la remodelación del tinglado. Debido a las limitaciones presupuestarias, el proyecto de la torre de dos cuerpos de chapa y vidrio también ha sufrido grandes modificaciones con respecto a la propuesta original del arquitecto neoyorquino, quien ha acabado distanciándose de la obra.

La remodelación del tinglado por parte de los arquitectos alemanes ha consistido en la sustitución de la antigua fachada al muelle, de vidrio y ladrillo, por una rigurosa cuadrícula realizada con piezas prefabricadas de hormigón, y en la creación de un ático acristalado de dos plantas. La solidez y el buen estado de la antigua estructura de hormigón armado, que se ha conservado, ha permitido llevar a cabo esta operación de sobrecarga sin dificultades.

Volúmenes maclados
El encargo a David Chipperfield de un tercer edificio en sustitución de un antiguo silo de hormigón fue una decisión posterior por parte del cliente, una vez que el pintor Jörg Immendorf, copropietario del solar, renunciara por diversos motivos a su intención inicial de encargarle el proyecto a Peter Eisenman. La composición del edificio del arquitecto británico responde a la idea de dos volúmenes maclados, uno de hormigón y el otro de vidrio. Con su aspecto escultórico y robusto trata de recuperar la atmósfera de las antiguas construcciones portuarias. Destinado principalmente a pintores y escultores, el espacio interior está concebido como una serie de estudios de doble altura superpuestos y con plantas intermedias, en una disposición que genera un orden de mayor escala en las fachadas norte y sur. Un ático de hormigón orientado al oeste remata el volumen del edificio. En planta baja se ha situado una cafetería con salida a una terraza elevada con carácter de plaza urbana…
[+]


Obra
Tres edificios de oficinas en Kaistrasse, Düsseldorf, Alemania.

Cliente
GbR Kaistrasse 16-18

Arquitectos
Steven Holl (edificio 1); Ingenhoven Overdiek & Kahlen (edificio 2); David Chipperfield (edificio 3).

Colaboradores
Ch. Debiel, R. Dorsch-Rütter; R. Schwarz, R. Walter, M. Pesch, M. Schultheis, RE, Stach, A. Gassmann (edificio 2); J. Coghlan, N. Kraemer, G. Lilley, H. Stummel, E, Hinkers, D. Lewis, T. Gatehouse (edificio 3).

Fotos
Christian Richters, Holger Knauf y Julia Oppermann.