Escuela La Mar Bella en Barcelona
SUMO arquitectes 

Escuela La Mar Bella en Barcelona

SUMO arquitectes 


La firma catalana SUMO arquitectes —Marc Camallonga, Jordi Pagès y Pasqual Bendicho— ha sido la encargada de renovar y ampliar esta escuela de Barcelona, organizada en tres volúmenes, combinando hormigón y madera. El edificio original construido en la década de 1950 se reforma íntegramente. El segundo volumen es un edificio de nueva planta conectado en uno de sus extremos a la construcción existente, formando una L para generar el patio de juegos. El tercer cuerpo abierto y exento se une a los otros dos mediante un puente sobre la calle.

El edificio nuevo anexo al existente cuenta con una crujía estructural de pilares 7,40 x 7,85 metros y forjados de losa de hormigón armado. La estructura de hormigón se deja expuesta para aprovechar su inercia térmica. La envolvente se resuelve con un sistema de fachada ventilada con hoja interior ligera totalmente industrializada y de elevadas prestaciones térmicas. En planta primera y ambos lados del edificio discurren terrazas en vuelo y a doble altura que actúan como un umbráculo que crea un espacio intermedio entre interior y exterior. Incorporando paneles fotovoltaicos, la cubierta plana es una zona de juegos más de la escuela.

Finalmente, el edificio que da a la plaza cuenta con una estructura de vigas y forjados de madera laminada. Dos grandes muros de hormigón armado sustentan toda la estructura y generan un gran voladizo sobre la plaza. Vigas laminadas de madera de pino de 120 centímetros de canto cubren una luz de unos 17 metros generando los diferentes niveles. El sistema de construcción en seco permite reducir los plazos de ejecución.