Almacén para Ricola, Laufen
Herzog & de Meuron 

Almacén para Ricola, Laufen

Herzog & de Meuron 


Situada en el cantón del Jura, la localidad de Laufen es conocida más allá de las fronteras suizas por ser la sede de la empresa Ricola, reputada fabricante de caramelos balsámicos. Para proporcionar un almacenaje automatizado a su stock de gominolas y hierbas medicinales era necesario añadir una nave a las instalaciones existentes. Un paralelepípedo de 60 x 26 x 17, cuyas medidas venían fijadas por el tamaño de las estanterías, fue el punto de partida de un encargo que consistió básicamente en diseñar una envolvente y decidir su emplazamiento. La pared de piedra de una cantera abandonada que forma la linde del solar sugería un telón de fondo apropiado para la nueva pieza, que se acercó a este límite para formar un patio de carga con el resto de la fábrica. Las pilas de tablas que se amontonan en las serrerías del valle de Laufen inspiraron la construcción del cerramiento. La estructura de la nave propiamente dicha consta de unas costillas metálicas —ancladas a la plataforma de hormigón sobre la que se asienta— que sustentan en paralelo unos soportes de madera con pequeñas consolas. A este entramado de madera se atornillan las placas de fibrocemento que caracterizan los alzados, con una disposición en horizontal y vertical que proporciona el lugar seco y fresco requerido para la conservación de los caramelos. Partiendo del tamaño estándar de las piezas, los paños de fachada se dividen en tres estratos de cinco bandas cada uno. La zona superior emplea las placas en su tamaño de fabricación, mientras la anchura de las inferiores es el resultado de dividir estas de acuerdo con las proporciones de la sección áurea; la pieza más grande se coloca en la parte intermedia del alzado y la pequeña en la inferior, imprimiendo una cadencia a la fachada que alude a la gravedad y al peso de la mercancía apilada.

Como remate de esta sucesión de franjas horizontales, los soportes de madera asoman por encima de la última banda con una construcción en ménsula que sustenta un pronunciado alero de fibrocemento. Tras esta vertiginosa sucesión de listones se muestra la chapa zincada que oculta en un segundo plano el aislante, insistiendo en la interpretación del cerramiento como ‘vestido’ del almacén. El material elegido —de origen mineral, como los macizos rocosos del Jura, y de formato bidimensional, como las tablas de las serrerías de la región— contextualiza de esta manera el ensamblaje universal y anónimo de las estanterías normalizadas, procurando una envolvente que respira con la fluidez que los caramelos almacenados prometen.[+][+]


Client

Ricola AG

Herzog & de Meuron Project Team

Partners: Jacques Herzog, Pierre de Meuron.

Planning

Construction Management: Jacques Herzog, Pierre de Meuron; Structural Engineering: R. Schmidlin; Electrical Planning: Elektro Burger.

Consulting

Metal Engineering: A. Schmidlin; Timber Construction: G. Kämpf AG.

Photos

Hisao Suzuki; Thomas Ruff