Sociología y economía  Actualidad 

Crisis Covid-19

‘Tiempos interesantes’

31/05/2020


«Ojalá vivas en tiempos interesantes»: la maldición china parece pensada para definir nuestros tiempos de crisis. Primero fue la crisis política e ideológica que supuso la destrucción de las Torres Gemelas en 2001; después, la profundísima crisis financiera que, entre 2008 y 2014, atenazó a la economía mundial; hoy es la crisis sanitaria producida por un virus que se está extendiendo por todo el globo y pone entre paréntesis los principios fundamentales de nuestras sociedades: el intercambio económico y el intercambio social.

A diferencia de las anteriores, la crisis del Covid-19 tiene una dimensión más inquietante por solapada, y también de peor asimilación por consistir menos en hacer que en mantenerse quietos. Como sugiere el dibujo en el que Focho evoca una célebre escena de la película El séptimo sello, la muerte que trae consigo la epidemia se inocula subrepticiamente, se abre paso a través del campo insignificante de nuestra cotidianidad: no muestra una cara literalmente violenta pese a que pueda dar pie a escenas tan turbadoras como la del madrileño recinto de Ifema devenido en hospital o tan escabrosas como la del Palacio de Hielo transformado en contenedor de ataúdes.

Pese a las reiteradas advertencias de los riesgos epidemiológicos asociados a la globalización, al cambio climático y a la costumbre china de devorar animales sin control sanitario, nuestras sociedades no estaban preparadas para una crisis de tal calado. Una crisis silenciosa que, más allá de los hospitales y las morgues desbordados, y del control creciente por parte de los Gobiernos, no parece tener más impacto en la vida cotidiana que el angustioso confinamiento, aunque sin duda, abrirá profundas heridas. Heridas en lo sanitario y lo económico, por supuesto. Pero también heridas en nuestro modo de vivir, tanto en lo que tiene que ver con las fronteras entre países como en lo relacionado con la ética de los cuidados y el higienismo. Heridas que, al cabo, tendrán un impacto también en el modo en que concebimos los edificios y las ciudades.


Etiquetas incluidas: