Opinión 

1996. El gris teórico

Jean Nouvel, inmaterial y mediático

Luis Fernández-Galiano 
31/12/1999


Corpulento como el jugador de rugby que fue, vestido del luto riguroso que uniforma a la vanguardia artística centroeuropea, y con el cráneo mondado por la alopecia y la hoja de afeitar, Jean Nouvel es un personaje cinematográfico extraído de Wim Wenders o Ridley Scott. Pero este bruto rasurado que aborrece las plantas y las alfombras es también un voraz adicto a la comida, el alcohol, los habanos y las mujeres. Tosco, seductor, ávido y noctámbulo, el arquitecto —que juzga una pradera más bella cuando la cruza un cable de alta tensión— ha introducido en su biografía desparramada y vitalista el latigazo eléctrico de un futuro desolado y exquisito. Extraviada en la noche, su figura oscura reúne la exactitud inhumana del replicante con la ironía devastadora y noire del protagonista de un polar…[+]


Etiquetas incluidas: