Yumebutai, Isla Awaji
Tadao Ando 

Yumebutai, Isla Awaji

Tadao Ando 


El 17 de enero de 1995, un terremoto asoló la bahía de Osaka cobrándose 6.000 vidas y la isla de Awaji fue su epicentro. Yumebutai, un proyecto en esta isla cuyas obras debían ser empezadas en ese momento, hubo de remodelarse tras el desastre para pasar a ser entendido como símbolo de la reconstrucción espiritual y física de las ciudades desvastadas. El solar disponible era un terreno de 28 hectáreas, que había sido excavado desde los años cincuenta con el fin de extraer material de relleno para las grandes obras que un Japón en rápido crecimiento necesitaba tras la guerra. La base rocosa y una ladera escarpada era todo lo que quedaba de este paisaje arañado por la codicia.

La idea central del proyecto de Yumebutai—que literalmente significa «el lugar de los sueños»—fue restaurar este paisaje herido por el hombre y reforestarlo para ayudar a olvidar la tragedia, celebrando la naturaleza y la vida. En este contexto, las arquitecturas se conciben como un marco de la naturaleza y como un medio con el que financiar las ambiciosas medidas para recuperar este enclave natural. Un centro de congresos, un hotel, una capilla, un invernadero y varios foros de reunión integran entre otros este complejo de edificios autónomos de geometría simple que colonizan la ladera en una yuxtaposición de formas lineales, rectangulares y elípticas. Pero la verdadera esencia del proyecto reside en los espacios de transición que surgen de los intersticios entre lo construido. Se suceden así distintas escenas paisajísticas sin que entre ellas medie un recorrido o secuencia predeterminados; más que con un traveling cinematográfico, la experiencia sensorial de Yumebutai podría compararse con una proyección de diapositivas, en la que cada imagen va acompañada de percepciones visuales, olfativas y acústicas independientes.

La playa de conchas, el jardín del cielo, el teatro al aire libre o el jardín acuático se presentan a los supervivientes de la tragedia invitándoles a redescubrir el placer de estar vivos en un mundo lleno de sensaciones. La galería del océano une el foro oval con el circular ofreciendo una amplia panorámica de la bahía, mientras un campanario anuncia la salida de las parejas que se casan en la capilla del agua, un pequeño templo junto a un estanque inspirado en la iglesia que el arquitecto hizo para Osaka. Por último, el jardín de los cien escalones fue incorporado a la propuesta tras el seísmo en forma de una retícula escalonada de plantaciones florales que cambian en cada estación en una alegoría de los ciclos vitales para rendir homenaje a las más de 6.000 personas que sucumbieron en el terremoto... [+]


Cliente Client

Prefectura de Hyogo Hyogo Prefecture

Arquitecto Architect

Tadao Ando

Colaboradores Collaborators

Fumihiko Iwama, HironobuWakayama, Takashi Muto, Ryuichi Ashizawa, Kouji Nagasawa, Keisuke Toyoda, Kensuke Aisaka, Kanya Sago,Yoshimori Hayashi

Consultores Consultants

Wada, Hoyo Structure Research Institute (estructura structure); Setsubi Giken (instalaciones mechanical engineering); Karasawa (acústica acoustics)

Contratista Contractor

Takenaka Aoki Shibata, Moricho

Fotos Photos

Mitsuo Matsuoka, Shigeo Ogawa