Sede de la SGAE, Santiago de Compostela
Ensamble Studio  Antón García-Abril 

Sede de la SGAE, Santiago de Compostela

Ensamble Studio  Antón García-Abril 


La nueva Sede de la Sociedad General de Autores y Editores está situada en el entorno privilegiado del parque Vista Alegre de la capital gallega, junto a una serie de edificios de carácter académico y cultural —la Escuela de Altos Estudios Musicales, del mismo autor; y la Casa de Europa y el Centro de Estudios Avanzados, ambos diseñados por César Portela—, que forman parte de un plan director trazado por Arata Isozaki, dentro del cual el nuevo volumen viene a definir el linde oeste de la finca en su parte más elevada, desde donde se vislumbra el perfil de la ciudad histórica. Su localización justo en el borde y su desarrollo longitudinal expresan la condición muraria del edificio.


Su situación al borde del solar y su desarrollo longitudinal vienen a expresar la condición muraria del edificio; el espacio está subdividido por tres diferentes muros y organizado según los usos del programa.


El proyecto está articulado en torno a los cuatro grandes bloques que contempla el programa: formación, difusión, gestión y área pública. Tres muros subdividen el espacio en franjas de uso diferenciado, actuando a modo de filtros entre las distintas situaciones urbanas que colisionan en el lugar: un muro de piedra de granito de Mondáriz en grandes bloques define el plano que mira a la ciudad y al parque, y otro de vidrio opal se expone a la calle. Ambos son permeables a la luz natural. Estos muros de traza parabólica se ajustan a la geometría de la ciudad y se tensan, como la cuerda de un arco, por un tercer muro de gran funcionalidad y simbolismo: el que articula los espacios interiores. Este muro lineal tensa el espacio cóncavo y genera una calle de carácter semi-urbano, una gran área porticada que conecta todos los usos públicos. Construido con una solución compuesta de vidrio y una masa de carátulas de CD, conforma un paño simbólico de policarbonato cuyo gradiente de color y ligereza —como si se tratara de una gran vidriera contemporánea— se contrapone a la pesadez y sólida naturaleza del pórtico de piedra.


Los dos muros exteriores —uno de piedra de granito, el otro de vidrio— son curvos y permeables a la luz; entre ellos, un muro lineal de policarbonato tensa el espacio cóncavo, conformando una especie de calle semi-urbana.

La concepción arquitectónica del edificio recoge las peculiaridades tanto del lugar como de su singular identidad y busca entablar un diálogo entre la historia y la memoria por una parte, y las inquietudes y el espíritu de hoy por la otra. Así, algunas de las soluciones constructivas que se han empleado son una reinterpretación de características particulares de la arquitectura tradicional gallega, como los espacios porticados que conectan el casco histórico de Santiago de Compostela, las vidrieras o la talla simbólica de las piedras. Con una superficie construida de más de 3.000 metros cuadrados, el edificio, además de cumplir su función representativa y asistencial para autores y editores, constituye un nuevo equipamiento cultural para la ciudad.


Cliente Client

SGAE

Arquitectos Architects

Antón García-Abril (autor author); Débora Mesa (gerente de proyecto y obra project and execution management); Javier Cuesta (arquitecto técnico quantity surveyor)

Colaboradores Collaborators

Ensamble Studio: José Antonio Millán, Ricardo Sanz, Elena Pérez, Marina Otero, Helena Serrano, Jorge Consuegra, Andrés Toledo

Contratista Contractor

Materia Inorgánica; Granichán (colaboradora collaborator); Sutega (mobiliario furniture)

Fotos Photos

Roland Halbe