Pabellón público en la plaza de Larrabetzu
behark 

Pabellón público en la plaza de Larrabetzu

behark 


El estudio de Bilbao behark, dirigido por Beñat Saratxaga y Gentzane Goikuria, fue el encargado de transformar un edificio en desuso en un espacio público protegido anexo al ayuntamiento de Larrabetzu, municipio vizcaíno situado en el valle de Asúa. La plaza, que aglutina numerosas actividades sociales, no disponía de una zona cubierta para que los ciudadanos pudieran protegerse cuando las condiciones atmosféricas eran adversas.

Con una superficie construida de 125 metros cuadrados, la construcción respeta la tradición arquitectónica local y se integra en el conjunto combinando diferentes materiales: madera, piedra y hormigón con aspecto pétreo. La edificación presenta dos niveles: una planta baja diáfana y una entreplanta superior de pequeñas dimensiones, a la que se accede desde las escaleras exteriores.

La estructura de madera laminada está compuesta por costillas que sirven de envolvente abierta y ventilada, las cuales sostienen una cubierta inclinada a tres aguas. Se complementa con un único gran pilar de madera adosado al ayuntamiento que sirve para sostener la cubierta y la entreplanta.