Pabellón Escola Gavina, Picanya
Gradolí & Sanz arquitectes 

Pabellón Escola Gavina, Picanya

Gradolí & Sanz arquitectes 


El proyecto dota de un nuevo espacio de usos múltiples a la Escuela Gavina, una institución docente en régimen de cooperativa cuyo edificio principal fue proyectado en el año 1980 por Manuel Portaceli —responsable también de la ampliación del centro, acometida en 1995—, y que en la actualidad sigue en uso prácticamente igual que en su origen. La nueva ampliación de las instalaciones consiste básicamente en la construcción de un pabellón que, además de su uso ordinario como pista deportiva, permita también la celebración de todo de tipo de actividades y de eventos multitudinarios (asambleas, fiestas, representaciones teatrales y musicales, etc...) completando el programa con un aula de música y otra de psicomotricidad. El edificio original es un prisma cuadrangular cuya estructura porticada marca la composición, y cuyo volumen se vacía parcialmente conservando la estructura, una solución que evoca la del mítico edificio de Giuseppe Terragni en Como. La composición del nuevo pabellón es una reinterpretación de las claves del edificio original pero con soluciones constructivas diferentes.

El proyecto consiste en la ampliación de las instalaciones de una escuela, construida por Manuel Portaceli en 1980, con un nuevo pabellón multiusos cuyo diseño reinterpreta la arquitectura del edificio original.

Estructura cubierta
Planta cubierta

La ampliación está situada en la parte libre de la parcela al oeste y, con el rediseño de los accesos y de las circulaciones, el proyecto busca generar un nuevo espacio central arbolado entre el edificio original y el nuevo: un prisma rectangular de 33,35 x 29,50 metros, construido con muros de hormigón blanco ejecutados in situ, y donde las esquinas se han vaciado para situar en ellas los accesos y huecos de iluminación de los distintos espacios: al este el acceso principal, al sur el acceso a las pistas deportivas, al norte los vestuarios y el cuarto de instalaciones. La orientación oeste, poco favorable dado el cálido clima de la zona, se deja sin huecos. Una estructura espacial soluciona la cubierta, y su geometría da lugar a una serie de claraboyas triangulares que permiten la ventilación cruzada en el interior del pabellón.

El elemento corredero a base de piezas cerámicas resuelve la relación del espacio interior con el entorno; el patrón abstracto de los vidrios de colores de las puertas dialoga con las formas triangulares de la cubierta.

La utilización en la fachada principal de piezas de cerámica, un material tradicional de la arquitectura mediterránea, responde a la voluntad del proyecto de vincular el edificio con el lugar. Asimismo, se trata de un material económico —lo que cumple con los requerimientos presupuestarios de la intervención—, y permite crear un sugerente juego de luces en la fachada. La utilización de puertas correderas busca el contraste entre la ligereza del elemento móvil y la gravedad de las piezas cerámicas, haciendo posible además la continuidad del espacio de juegos, al mantener una conexión fluida entre el interior y el exterior.  


Cliente Client

Escola Gavina Cooperativa

Arquitectos Architects

Arturo Sanz & Carmel Gradolí, Carmen Martínez Gregori

Colaboradores Collaborators

VALTER, Valenciana de estructuras (cálculo estructural structural engineering); Pablo Gómez Sánchez (instalaciones mechanical engineering); Francisco Vallet Ferrer (arquitecto técnico quantity surveyor)

Contratista Contractor

ENSECON, Obras y Servicios, S.L.

Superficie construida Floor area

1.348 m² (4.000 m² superficie urbanizada urbanized area)

Presupuesto Budget

1.450.000 € (IVA incluido VAT included)

Fotos Photos

Mariela Apollonio