Edificio Toyota, Kioto
David Chipperfield 

Edificio Toyota, Kioto

David Chipperfield 


El edificio Toyota Auto, situado en un profundo solar del distrito Higashiyama de Kioto, es el segundo de los tres proyectos realizados por David Chipperfield Architecs en Japón a principios de los noventa (junto con el museo Gotoh en Chiba y las oficinas centrales de Matsumoto Corporation en Okayama). El proyecto, inspirado por igual en el laberinto medieval formado por las calles y patios de Kioto, y en las pintorescas colinas que rodean la ciudad, intenta incorporar ambos elementos, tan característicos del lugar, en su propia arquitectura.

Siguiendo estos principios, la fachada principal del edificio se gira noventa grados respecto a la calle, manteniendo las irregularidades y retranqueos típicos de la estructura de la ciudad. Una rotunda pieza de hormigón, que asoma sobre las casas tradicionales de los barrios vecinos los diez metros de altura permitidos por las normativas locales, conforma una de las caras de la caja perforada y multicapa de su volumen exterior. Para suavizar el impacto de la pantalla sólida de hormigón, esta ‘caja de zapatos’ gris pálida se encierra bajo una estructura metálica de acero inoxidable negro, vagamente compartimentada, que sobresale a su vez para generar un pequeño pabellón en la cubierta.

La complejidad formal del edificio encuentra su sustento lógico en los planteamientos previos del proyecto, en los que el cliente propuso una manera de interpretar el complejo programa semejante al de una vivienda privada. Así, lo que entenderíamos por un garaje es, en realidad, la sala de exposición y venta de Toyota; el comedor del nivel inferior es un restaurante; la biblioteca y los vestidores de la planta superior son una librería y una tienda de ropa; y el pabellón en lo alto de la cubierta, con sus vistas panorámicas sobre las colinas de Kioto, es un apartamento para el entretenimiento del cliente.

Cada uno de estos espacios mantiene una coherencia de conjunto a través de la riqueza de sus superficies. En este sentido, la presencia de elementos propios del lugar es continua: una pantalla shoji a base de bloques de vidrio; superficies cubiertas por el suave revoco blanco de Kioto; y pálido roble sen japonés. Con todo, es el hormigón armado aquí el verdadero protagonista, un material con una fuerte tradición en la arquitectura moderna japonesa y que el edificio recoge, en combinación con el acero, como expresión directa de sus cualidades estructurales y constructivas, articulando su imagen tanto desde el exterior como en el interior. El edificio concilia a su manera tradición e innovación, lo doméstico con lo corporativo, consiguiendo en el proceso una sofisticada expresión de simplicidad.


Cliente Client

Toyota Auto Kyoto Corporation

Arquitectos Architects

David Chipperfield Architects;

Makoto Nozawa + GETT: Toshiaki Kamo, Makoto Nozawa (arquitectos asociados associated architects)

Colaboradores Collaborators

Jorge Carvalho, Jan Coghlan, Jamie Fobert, Spencer Fung, Michael Greville, Naoko Kawamura, Cecilla Lau, Haruo Morishima, Ko Nakatani, Toshiki Wakisaka, Sarah Wong

Consultores Consultants

Naoko Terasaki (paisajismo landscape architect); Whitbybird: Mark Phillip, Ian Scot; Hanawa: Noriaki Hanawa (estructura structural engineer); Nakajima Setsubi Co., Ltd: Nakajima Setsubi (instalaciones services engineer)

Contratista Contractor

Fujita Komuten: Noboru Mizuguchi

Fotos Photos

Alberto Piovano