En el barrio de Greenpoint, en el extremo norte del distrito neoyorquino de Brooklyn, se encuentra el desarrollo residencial Eagle + West que emerge con dos rascacielos complementarios y un edificio más pequeño. Las torres de 30 y 40 niveles incluyen también viviendas asequibles. En un juego de inclinaciones, donde las formas se expanden y contraen estratégicamente, el proyecto dirigido por Jason Long de OMA presenta volúmenes apilados con terrazas y voladizos escalonados. La torre más alta se ensancha hacia el este a medida que se eleva, maximizando las vistas. La torre de menor altura se ensancha hacia el suelo para hacer frente a un nuevo parque. De esta manera, ambas están conectadas por el vacío existente entre ellas. Articulando las fachadas, la subdivisión en bloques de siete u ocho pisos evoca la escala de los edificios vecinos. Los paneles prefabricados de hormigón envuelven el conjunto con relieves tallados con diferentes orientaciones que enfatizan la fragmentación dinámica.