Ya había querido colaborar con Otl Aicher en el diseño gráfico y la señalética del Hongkong and Shanghai Bank. Fue frustrante que las cuestiones políticas que rodearon la adjudicación del proyecto lo impidieran, pero recuerdo que alguien me preguntó por qué lo necesitábamos a él y yo respondí: «Porque es el mejor diseñador vivo del mundo». Podría haber añadido que fue cofundador y, posteriormente, director de la Escuela Superior de Diseño de Ulm y que prácticamente inventó el pictograma en su trabajo para los Juegos Olímpicos de Múnich de 1972. Dicho de otro modo, era una figura legendaria en el mundo del diseño...
[+]


Etiquetas incluidas: