Decaux Headquarters, Madrid
OAB 

Decaux Headquarters, Madrid

OAB 


La nueva sede de la empresa de mobiliario urbano J.C Decaux ocupa la antigua factoría alcoholera de Martini & Rossi. Construida en la década de los sesenta por Jaime Ferrater Ramoneda, la fábrica es un notable ejemplo de la producción del momento en España, que demuestra la voluntad de continuación del lenguaje del Movimiento Moderno.

Protegidos por la ley de patrimonio, este conjunto de edificios industriales consta de una gran nave abovedada con estructura de arcos (correspondiente a la antigua zona de embotellamiento); un pequeño volumen prismático paralelo al anterior; y otro perpendicular a ambos que actúa como nexo de unión.

Su estado de abandono y deterioro tras diversas actuaciones que lo habían desvirtuado (tanto en sus fachadas como en los interiores), y la necesidad de adecuar la estructura, las instalaciones y las condiciones de comunicación y evacuación a las normativas actuales dan lugar a un tipo de intervención que, desde el respeto por lo existente, se esfuerza en recuperar su calidad arquitectónica. En primer lugar, se sustituyen las carpinterías originales por otras similares, y se efectúan ligeras modificaciones en los alzados para uniformar y actualizar su imagen. En los interiores se ha procurado asimismo mantener la estructura existente, aunque se han practicado aperturas de forjados que responden a la nueva distribución y colaboran a la continuidad espacial y a la mejora de las condiciones lumínicas.

Abstracción corporativa

Era necesario dotar al conjunto de la entrada representativa que nunca tuvo, y así el edificio central se convierte en vestíbulo y núcleo articulador de las distintas piezas del programa. Con una clara vocación escultórica, patente sobre todo en el diseño abstracto de los huecos y en la blancura de los paramentos, este espacio está vinculado al centro de atención a clientes —con una pequeña sala de conferencias y una cafetería a doble altura que abre hacia un jardín japonés con jazmines— y da paso al edificio administrativo, situado a su derecha, y a la gran nave adaptada como showroom, emplazada a su izquierda. El nivel superior de esa pieza central completa la dotación administrativa y conecta visualmente con la cota inferior del pabellón de exposiciones mediante una pasarela metálica en voladizo, desde la que se percibe el vacío del vestíbulo.

La restitución de las señas de identidad originales se completa con el cuidadoso tratamiento paisajístico de los espacios exteriores; en el jardín trasero del que disfrutan las oficinas, más íntimo, se crean juegos entre planos de agua, madera, hierba y grava.


Obra

Rehabilitación de la antigua fábrica Martini & Rossi como sede de J.C Decaux, Madrid. 

Cliente

SCI Trois Jean. 

Arquitectos

Carlos Ferrater y Joan Guibernau. 

Colaboradores

Olivier Perrier (proyecto); Carlos Boyer (coordinación de obra). 

Contratista

ACS.

Fotos

Alejo Bagué.