Arauco Express Headquarters, Santiago
Felipe Assadi  Francisca Pulido 

Arauco Express Headquarters, Santiago

Felipe Assadi  Francisca Pulido 


Después de la expansión que durante las últimas décadas del siglo XX han experimentado los grandes espacios destinados al ocio y al consumo, Internet afirma hoy su presencia como una nueva alternativa de la actividad comercial. El pequeño pabellón situado junto al centro comercial ‘Parque Arauco’, el más antiguo de Santiago, es un almacén y centro de recepción de productos comprados a través de la red. Su emplazamiento estratégico facilita el estacionamiento de vehículos sin entorpecer la circulación en las vías cercanas y favorece su visibilidad desde la avenida Kennedy, una de las más transitadas en la capital por ser la principal arteria de comunicación entre el barrio alto y el centro, y también el camino más frecuentado en periodos vacacionales para dirigirse a las estaciones de esquí de la cordillera o a las playas del litoral.

Las dimensiones del nuevo edificio se derivan directamente de su funcionamiento, y así sus quince metros de longitud corresponden a la medida de tres automóviles consecutivos, de tal modo que mientras el último en llegar entrega la orden de compra, el siguiente está pagando y el primero recibiendo el pedido. Una superficie acristalada continua comunica este circuito lineal (rodado) con el tránsito fluido (peatonal) del interior, donde un mostrador que recorre toda la longitud en planta permite la ejecución de las tres actividades descritas. Frente a esta vocación de continuidad y transparencia, la fachada posterior es absolutamente ciega y concentra en una banda la escalera que comunica con el piso superior (dedicado a mantenimiento) y una zona de aseos.

El uso de una envolvente continua, inspirada en una fotografía nocturna sobreexpuesta, tiene como objetivo convertir el edificio en reclamo publicitario de la empresa. Bajo esta superficie de policarbonato alveolar, el revestimiento de planchas de madera aglomerada pintadas de azul cobalto sirve asimismo como protección de la estructura metálica. Entre estas dos capas se colocan 150 tubos de neón dispuestos en bandas horizontales, que duran-te la noche —la franja horaria de mayor actividad del centro— irradian una luz azulada, y durante el día provocan un contraste cromático con los tonos anaranjados del centro comercial y con algunas de las construcciones próximas, como el hotel Marriot (el edificio más alto de la ciudad), dotando de una mayor presencia a este pequeño y dinámico volumen...[+]


Obra
Sede de Arauco Express, Santiago. 

Cliente
Arauco Express. 

Arquitectos
Felipe Assadi y Francisca Pulido. 

Colaboradores
Alex Loyer

Contratista
Hewstone & Puga. 

Fotos
Juan Purcell.