Municipal Library in Villarreal
OAB  Alberto Peñín 
Municipal Library in Villarreal

Municipal Library in Villarreal

OAB  Alberto Peñín 


Fruto, entre otros factores, de la apuesta por el desarrollismo asociado en los años 60 a la promoción inmobiliaria y al turismo, Villarreal puede presumir de ser hoy el centro azulejero más importante de España y uno de los más punteros del mundo, un hecho éste con el que, sin duda, había de contarse a la hora de proponer la arquitectura de una nueva biblioteca municipal para la ciudad.

El proyecto atiende a las condiciones específicas del solar —determinado por la preexistencia de un aparcamiento en el subsuelo— y el contexto urbano —flanqueado por un lado por una importante avenida y, por el otro, por un colegio—, proponiendo un espacio público abierto, orientado hacia el colegio de tal modo que, atravesando un primer colchón de arbolado, se llegue a una topografía artificial formada por taludes vegetales que forma un discreto plinto que emplaza y realza el volumen del edificio. Surgiendo de este plinto, una rampa dispuesta simétricamente con respecto al eje longitudinal del edificio, conduce a un espacio en sombra que funciona como un nártex que prolonga el espacio público.

Este nártex o atrio de acceso se sitúa de manera estratégica a un tercio aproximadamente del lado mayor del sencillo paralelepípedo que forma la volumetría del edificio, de tal modo que se favorezca la disposición pasante y la transparencia a ella asociada sin penalizar la organización interna de los espacios.

Funcionalmente, la biblioteca —que podrá albergar hasta 75.000 libros y 275 puestos de lectura— distribuye su programa en dos plantas, apostando por la claridad, el orden y la flexibilidad y resolviendo de manera adecuada la integración de los núcleos de comunicación del aparcamiento, que se disponen directamente conectados con el corredor perimetral que lleva directamente al nártex exterior sin invadir los espacios interiores de lectura.

Un sutil y vibrante cortinaje cerámico —formado por varillas de acero pretensadas revestidas con canutillos de 52 milímetros de diámetro y 1 metro de altura, separados 19 centímetros entre ejes— envuelve la sencilla geometría de la biblioteca, evocando las tradicionales cortinas de eslabones de madera propias de la tradición mediterránea, cuyas virtudes bioclimáticas siguen siendo especialmente válidas en la configuración de los espacios intermedios de calidad —lumínica y térmica— que este edificio propone.


Obra

Biblioteca municipal en Villarreal (Castellón)

Cliente

Ayuntamiento de Villarreal (Castellón).

Arquitectos

OAB Carlos Ferrater, Alberto Peñín y J. Gimeno.

Consultores

 E. Mesquida, E. Fabregat (aparejadores); J. Dolz (ingeniería); BUTECH S.A, (cerámica de fachada).

Contratista: BECSA S.L.

Fotos

Diego Opazo