Hertzian Library of Rome
Juan Navarro Baldeweg 
Hertzian Library of Rome

Hertzian Library of Rome

Juan Navarro Baldeweg 


La actual Biblioteca Hertziana de Roma ocupa el antes llamado Palazzetto Zuccari, una construcción manierista que debe su nombre a Federico Zuccari (ca.1540-1609), uno de los artistas más célebres de su tiempo (llegó a ser invitado por Felipe II para trabajar en El Escorial), quien en 1590 erigió sobre los restos de la antigua villa romana de Lúculo un singular palacio-bottega, que es hoy la más importante casa de artista conservada en Italia. El palacio pasó a sus herederos, y alojó a lo largo de los siglos a invitados célebres, como Joshua Reynolds, Winckelmann o Jacques-Louis David, antes de que en 1913 el último de los descendientes de Zuccari lo vendiese a Henriette Hertz, quien dedicó el edificio a fines culturales, particularmente el estudio del arte italiano, uso que sigue conservando hoy en día como sede italiana de la Sociedad Max Planck.

Con estos antecedentes, el proyecto de remodelación del jardín del palacio para su conversión en una nueva biblioteca exigió, en primer lugar, considerar las raíces físicas de este singular espacio. En este contexto, era difícil no actuar de acuerdo al genius loci que siempre trata de manifestarse, transparentándose, en cualquier intervención respetuosa.

La organización escalonada del antiguo jardín de Lúculo inspiró el proyecto. Se propuso que el acceso a la nueva biblioteca se hiciese por el portale mascherone (la figura grotesca inspirada en el jardín de Bomarzo), que para Zuccari suponía un contraste adecuado al encanto paradisíaco de lo que se abría a la vista al traspasar sus puertas. El antiguo jardín se metamorfoseó en un atrio o ‘pozo’ de perímetro acristalado, con un fondo mural ligeramente inclinado por el que resbala y se refleja la luz. En torno a este espacio central se organizó un conjunto de ‘terrazas’ escalonadas, de perímetro libre, que contienen las librerías y las salas de lectura.

El ladrillo visto, lavado en blanco, es el acabado de los paramentos que encierran el atrio, mientras que en las plantas superiores un noble y sencillo revestimiento de madera cubre los suelos y conforma el mobiliario...


Obra

Remodelación de la Biblioteca Hertziana, Roma.

Superficie

2.150 metros cuadrados (superficie útil).

Cliente

Instituto Max Planck (Max Planck Gesellschaft zur Förderung der Wissenchaften).

Arquitecto

Juan Navarro Baldeweg.

Colaboradores

A. Lupberger, A. Galmés, J. Bretón, S. Slarsky, D. Delbrück (concurso); C. Bolívar, S. Streck, C. González, V. Scortecci, F. Pino, R. Pérez, I. González, E. Barroso (proyectos básico y de ejecución); J. Navarro Baldeweg, E. Da Gai, F. Pino, V. Scortecci, E. Barroso (dirección de obra); Enrico da Gai y Elena Parducci (estudio asociado en Roma); Paolo Riccetti / Comune di Roma; Enrico da Gai (proyecto previo de regeneración urbana).

Estructuras

Tekno In / Alfredo Marimpietri, Alberto Parducci, Sergio Olivero y Marco Mezzi.

Instalaciones mecánicas

Technisches Büro / Franz Steiner, Jaeger Mornhinweg + Partner Ingenieurgesellschaft.

Instalaciones eléctricas

SETI / Corrado Becucci.

Desarrollo de la fachada de vidrio

Andrea Viganó

Seguridad

Enrico Da Gai, Massimo Bartaletti.

Coordinación general

Angelika Gabrielli.

Cronología del proyecto

Concurso (1995); proyecto de ejecución (2000-2001); construcción (2002-2011).

Contratistas principal

CCC.

Fotos

Andrea Jemolo; Estudio Enrico da Gai; Fernando Pino.

Maqueta

Juan de Dios Hernández.