En el estado de Nueva Jersey, en la Costa Este de los Estados Unidos, se encuentra el campus de la prestigiosa Universidad de Princeton, cuya estructura formal resulta de la superposición de varias tramas: por un lado, la trama de edificios, que se extiende linealmente y crea espacios abiertos envolventes; por otro, la trama de vacíos, que vienen limitados por fachadas ejecutadas en un lenguaje historicista neogótico; por último, la malla de caminos peatonales, que unas veces corren paralelos o perpendiculares a las edificaciones, reforzando la trama ortogonal, y otras atraviesan oblicuamente los espacios abiertos, creando un entramado de diagonal es; muchos de los recorridos peatonales son pasajes cubiertos, un elemento característico del campus de Princeton.

El Centro de Música Woolworth cierra, junto a otros edificios (el 1879 Hall, el Palmer, el McCosh Hall y la Escuela de Arquitectura), el green 1879, un hermoso espacio abierto animado por el trasiego estudiantil. El bullicio del green contrasta con el sosiego reinante en la zona verde que—cercada con una verja semicircular— se encuentra al otro lado del centro, el jardín de la Prospect House.

La intervención consiste en la ampliación del Centro de Música, dotándolo de una nueva biblioteca, una sala de ensayos, despachos para profesores y salas de prácticas. El edificio original es el rectángulo que, tras las obras, ocupa el noroeste de la planta del conjunto. El perímetro de la ampliación tiene forma de abanico; su esquina se ha proyectado con la intención de crear un elemento exterior singular, fácilmente identificable, incluso desde la penumbra del cercano pasaje cubierto del 1879 Hall. La concavidad de la fachada principal sirve para acoger al peatón que circula por el green y establecer una conexión apropiada con la vecina Escuela de Arquitectura. El lado del edificio que se abre al jardín de la Prospect House alberga las actividades creativas y contemplativas, junto a las asociadas a la biblioteca. El protagonista de la adición es el vestíbulo, un atrio de gran altura que funciona como paso, calle, pasaje cubierto y plaza; su planta en forma de cuña divide transversalmente el edificio, dejando a un lado el volumen rectangular original —que aloja aulas, despachos y salas de prácticas—, y al otro la biblioteca y los restantes espacios de nueva creación.

Linterna bicéfala
Los volúmenes son objetos de exposición; colocados en estanterías que descansan en terrazas escalonadas, son muy visibles desde la entrada, a través de la generosa superficie vítrea que delimita el atrio. Un lucernario bicéfalo (con cubierta en forma de V) corona el edificio, a la vez que dota de luz al atrio gracias a dos ventanales de orientaciones opuestas (norte-sur). La cálida luz meridional ilumina el espacio vertical de entrada. La frialdad de la luz norte (que cae sobre las bandejas escalonadas del depósito de la biblioteca) queda compensada con la calidez de las estanterías de madera cargadas de libros y partituras, haciendo confortable la experiencia del conjunto. La escalera del atrio, que facilita el acceso a las distintas plantas, permite contemplar simultáneamente las principales actividades que se desarrollan en el centro. Se crea así un paseo arquitectónico para disfrute de los usuarios del edificio y de toda la comunidad universitaria...
[+]


Obra
Ampliación y Biblioteca del Centro de Música Woolworth, Universidad de Princeton, Nueva Jersey, Estados Unidos.

Cliente
Universidad de Princeton.

Arquitecto
Juan Navarro Baldeweg con W.A.S.A. Architects & Engineers.

Colaboradores
Enrique Pujana (proyecto y dirección de obra), Leslie Dowling.

Consultores
Carl Rosenberg, Michael Keller.

Fotos
Duccio Malagamba.