Vaciado del Hospital Provincial, Badajoz
José María Sánchez García 

Vaciado del Hospital Provincial, Badajoz

José María Sánchez García 


La propuesta parte del entendimiento del hospital como un espacio urbano, mediante la recuperación y revalorización de los espacios y elementos históricos de interés y su adecuada incorporación a la ciudad. La intervención planteada es integral, lo que permite adecuar el hospital a las necesidades de un edificio público contemporáneo, preservando todos aquellos elementos de valor histórico que lo caracterizan, y facilitando el adecuado desarrollo de actividades heterogéneas en su interior, pero siempre desde el máximo respeto a la historia y al valor del edificio. Las fachadas y la volumetría originales se mantienen en su totalidad. En el interior, se recuperan los volúmenes de las salas abovedadas, evitando compartimentaciones innecesarias y eliminando todos los falsos techos, al tiempo que se ponen en valor los espacios de nueva creación. Las particiones en las salas que deben alojar programas diferenciados se resuelven con muebles fijos equipados que no tocan el techo, dando así continuidad visual al espacio sin interferir con la geometría de bóvedas o techos planos.

La planta baja se concibe como un gran intercambiador urbano, un espacio devuelto a la ciudad que integra programas heterogéneos y dinámicos, a los que se accede por las distintas fachadas. La cubrición de los patios permite su uso ininterrumpido todo el año. Las plantas superiores albergan usos igualmente públicos, pero estructurados en un gradiente progresivo de privacidad y silencio. Las plantas primera y segunda albergan la Biblioteca, el Archivo Provincial y la Escuela Oficial de Idiomas. Estos programas se zonifican según la propia división estructural del edificio. Se saca partido de la configuración compartimentada y fragmentaria que imponen los muros de carga para generar una colección de espacios de pequeño y medio tamaño, acogedores y humanizados. La planta tercera alberga salas de coworking. Se propone este programa por su fuerte carácter asociativo y su capacidad de dinamizar otros usos relacionados.

Los nuevos núcleos de comunicaciones incorporan escaleras —sectorizadas para cumplir la normativa de incendios— y ascensores, generándose accesos independientes para los diferentes programas. En la organización del proyecto se ha dado prioridad a criterios de patrimonio (recuperación y puesta en valor de la historia del edificio); de flexibilidad (posibilidad de reconfiguración futura de programas públicos); y de una adecuada relación con el entorno urbano y con la ciudad de Badajoz (accesos independientes al edificio desde cada una de las calles perimetrales)...[+][+]


Cliente Client
Diputación de Badajoz  

Arquitecto Architect
José María Sánchez García

Colaboradores Collaborators
Mariló Sánchez, Javier Fernández, Ignacio Hornillos, Sofía Romeo, Cristina Lorenzo, Adrián Paterna, Fernando Benito Fernández

Consultores Consultants
Aro Consultores. Enrique García-Margallo (instalaciones mechanical engineering); Juan Pedro Cortés (estructuras structures)

Superficie construida Floor area
3.500m²

Fotos Photos
Roland Halbe