Palacio de congresos en Águila
Barozzi Veiga 



Uno de los últimos frutos de la década de bonanza que vivimos antes de la llegada de la crisis financiera se levanta en la ciudad de Águilas, situada en el sur de Murcia, muy próxima ya a Andalucía. El nuevo edificio se presenta como un meteorito blanco caído frente a una de las dos playas del municipio. La curvatura de estas playas y las imágenes de velas blancas al viento parecen haber inspirado la concavidad de dos de los muros de la pieza, mientras que los otros dos muros que la delimitan, los que se enfrentan al tejido urbano responden a este con sobriedad rectilínea. Es por tanto un objeto receptivo a la naturaleza diversa de su contexto, que vuelca su faz expresiva hacia la arena y el horizonte, y se muestra reservado y hermético ante la ciudad.

El nuevo edificio ocupa una situación estratégica en la bahía de Levante, encarando el mar y la ciudad y culminando el paseo marítimo, en el que surge como un monolito blanco y resplandeciente bajo el sol mediterráneo. 

Con el objetivo de complementar el turismo de sol y playa tan propio del Mediterráneo español, la ciudad de Águilas se propuso construir esta nueva dotación dirigida a un turismo de mayor calidad. Así, el programa del nuevo equipamiento cuenta con una sala auditorio con una capacidad para 780 espectadores, provista de todos los elementos técnicos necesarios para albergar espectáculos y congresos internacionales. Además, contiene una sala multifuncional con capacidad para 350 espectadores que puede dividirse para adaptarse a pequeñas actuaciones. Por último, una sala de menores dimensiones, con capacidad para 150 espectadores y el vestíbulo principal abierto a la bahía a través de un gran ventanal, podrán ofrecer exposiciones temporales, actuaciones y otros eventos.

Desde la lejanía, el edificio se integra en la fachada de Águilas respetando su cromatismo. Situado en la bahía de Levante, en una parcela de forma alargada de casi 9.000 metros cuadrados de superficie, la superficie construida es de algo más de 2.000 metros cuadrados, y tiene una altura de 25,50 metros. La construcción del edificio se complementa con el acondicionamiento del resto de la parcela, que constituye el cierre del paseo marítimo. Para dotar a este lugar de un carácter singular y público se ha diseñado una gran escalinata forrada de granito que a modo de graderío se orienta hacia al mar y que permitirá el desarrollo de espectáculos al aire libre.

La construcción del nuevo edificio se ha visto complementada por la de una gran escalinata revestida de granito que ofrece un espacio de encuentro frente al mar donde desarrollar espectáculos de todo tipo.

La apariencia de volumen masivo que transmiten la tersura de los muros blancos y las embocaduras de los huecos esconde sin embargo una fachada ventilada de varias capas, la última de las cuales es un panel sobre el que se aplica el revoco. Al igual que en el exterior, en los espacios interiores se ha optado por una reducida paleta de materiales.

La claridad de los espacios de circulación y estancia se ve reforzada por la luz natural que los inunda a través de los grandes ventanales, y contrasta de modo muy intenso con los acabados oscuros del auditorio. 



Cliente Client

Ayuntamiento de Águilas

Arquitectos Architects

Fabrizio Barozzi, Alberto Veiga

Colaboradores Collaborators

Paulo Lopes, Tanja Oppowa, Antonio Pinto, Agnieszka Samsel, Antonis Vourexakis, Luca Colomban, Brendan Lynch

Consultores Consultants

ARDEVOLS/Roser Salvador Segura (arquitecto técnico y restauración quantity surveyor and restoration); BOMA/Diego Martín (estructuras structure); GRUPO JG/Jaume Cera (instalaciones mechanical engineering); Higini Arau (acústica acoustics); OTTO/Tom Seix (escenotecnia stagecraft); STO/Miguel Mateos, Manuel Martino; ATYRSA/Fernando Muñiz, Guillermo Muñiz (fachada facade)

Contratista Contractor

Acciona Infraestructuras

Fotos Photos

Jordi Bernadó, Julien Lanoo, Mariela Apollonio