Cooperativa de vivienda La Borda, Barcelona
Lacol Arquitectura Cooperativa 

Cooperativa de vivienda La Borda, Barcelona

Lacol Arquitectura Cooperativa 


El proceso de La Borda comienza en 2012, en el marco de la recuperación comunitaria de Can Batlló, donde un grupo de vecinos decide autoorganizarse para resolver de manera colectiva la necesidad de acceso a la vivienda a partir de la implementación de una cooperativa de vivienda en cesión de uso.

La cooperativa de arquitectos se involucra desde el principio, con la motivación de construir una alternativa ante la grave crisis habitacional en Barcelona. Esta implicación se convierte en una oportunidad para repensar la producción de la vivienda popular, desde abajo y con la participación del futuro usuario.

La apuesta por un modelo comunitario antagónico a las promociones estatales o privadas permite superar algunas de las limitaciones que estas imponen. En las primeras, el desconocimiento del futuro usuario imposibilita introducir cambios que puedan afectar a la manera de vivir estandarizada; en las segundas, se impone la lógica del mercado, que ‘mediocratiza’ la vivienda para asimilarla a un objeto de consumo. La innovación del proceso de promoción ha sido clave para poder trabajar la arquitectura más allá de su formalización. Cinco características del modelo tienen una respuesta directa en el proyecto:

La primera es la autopromoción. Los socios son los que dirigen, controlan y desarrollan todo el proceso mediante una estructura interna que fomenta su participación directa. La implicación de los usuarios es una de las mayores singularidades y potencialidades del proyecto, y su punto de partida.

La segunda, la cesión de uso. La propiedad del edificio es de la cooperativa, y el solar es de titularidad pública; se pone así el valor únicamente en el uso de la vivienda, evitando la especulación.

La tercera es la vida comunitaria. Se busca potenciar la interrelación entre los habitantes a través de los espacios comunes, y establecer vínculos de cooperación, entendiendo el edificio como una casa compartida donde se desdibuja el límite entre el espacio privado y el comunitario.

La cuarta, la sostenibilidad. Se prioriza el mínimo impacto ambiental del edificio, tanto en su construcción como en su vida útil. Para reducir la demanda energética se optimiza el programa, renunciando al aparcamiento subterráneo, colectivizando servicios y reduciendo la superficie de las viviendas.

Y la quinta, la asequibilidad. La cooperativa debe convertirse en una alternativa accesible para rentas bajas. Se han planteado dos fases de obra para minimizar la inversión inicial; una primera para conseguir los mínimos habitables que permitan entrar a vivir en el edificio, y una posterior en la que la comunidad puede ir completando el conjunto en el tiempo.


Cliente Client
La Borda, cooperativa d’habitatges en cessió d’ús  

Arquitectos Architects
Lacol Arquitectura Cooperativa

Colaboradores Collaborators
Arkenova (ingeniería engineering); Miguel Nevado (estructura structure); AumedesDAP (control de costes y DEO budget control); Societat Orgànica (consultoría ambiental sustainability); PAuS - Coque Claret y Dani Calatayud (consultores proyecto consultants); Grisel·la Iglesias - Àurea acústica (acústica acoustics), José Juan Martínez Larriba (director de proyecto project manager), La Ciutat Invisible (coordinación de la promoción coordination); Holon (diseño de servicios services design)

Superficie construida Floor area
3.000m²

Fotos Photos
Lluc Miralles