Centro cívico y cultural en Badalona
Martínez Lapeña & Elías Torres 

Centro cívico y cultural en Badalona

Martínez Lapeña & Elías Torres 


Situado en Badalona, el Centro de Cultura Contemporánea del Carmen, que toma el nombre de la antigua clínica de maternidad que antes ocupaba el solar, ocupa la esquina de las calles Francesc Layret y Sant Francesc d’Assís, muy cerca del ayuntamiento de la ciudad. Ésta última desciende hacia el mar, y su anchura disminuye a la mitad una vez que atraviesa la calle Francesc Layret. El nuevo edificio asume este cambio de dimensión de las calles pero modifica la geometría de la esquina formando un chaflán a 45 grados donde se sitúa la entrada al centro y establece una nueva transición entre la calle ancha y la estrecha. Mientras que en planta baja la fachada de la calle Layret mantiene su alineación original, en la de la Sant Francesc d’Assís la alineación se alcanza de manera gradual para crear un espacio de acceso de mayor amplitud. La altura de cinco plantas sobre la calle ha aumentado respecto a la que tenía la clínica para dar cabida a todo el programa del centro. Esta modificación se ha regulado mediante un plan especial que también ha incorporado la nueva geometría de cada planta y la volumetría que resulta de su superposición.

Todas las plantas se compartimentan con paneles que forman ángulos rectos, que extienden la geometría del núcleo de comunicaciones, mientras que un muro cortina separa todas las dependencias del exterior.

El edificio se percibe como la apilación de una serie de volúmenes libres de la influencia de la arquitectura de su entorno y de la huella rectangular del solar sobre el que se edifica. A partir de la primera planta estos volúmenes vuelan y se retranquean unos sobre otros dando lugar a la aparición de terrazas. Las plantas superiores se separan, en parte, de los dos edificios contiguos y más bajos dejando que sus fachadas existentes continúen ciegas en sus medianeras pero con los mismos revestimientos. Una última sexta planta, donde se sitúan las instalaciones de climatización, recupera en voladizo un fragmento de la alineación perdida en las plantas inferiores en la calle Sant Francesc d’Assís. Por su parte, el núcleo de los servicios y las comunicaciones verticales se adosa a la medianera del edificio de la calle Layret, beneficiándose de la luz de un patio que lo acompaña en todo su recorrido vertical, que llega hasta la planta bajo rasante, destinada a zona de exposiciones y conferencias.


Tanto el muro cortina como los antepechos de las terrazas de las fachadas que reciben el sol más molesto en verano se protegen utilizando un brise-soleil de lamas blancas de aluminio fijas que tienen distintas inclinaciones. De noche, estas irregulares cajas de cristal superpuestas, iluminadas y recubiertas de lamas convierten al edificio en una enigmática lámpara dibujada con rayas de luz de distintos espesores.

El edificio se forra con lamas blancas de aluminio tanto en las superficies opacas como en el muro cortina. Sus inclinaciones son fijas y distintas para proteger el interior de la incidencia solar más molesta en el verano.



Cliente Client

Área Metropolitana de Barcelona

Arquitectos Architects

José Antonio Martínez Lapeña, Elías Torres Tur

Colaboradores Collaborators

Pau Badia i Roca, Alex Borràs Torralba, Borja José Gutiérrez Febles, Jordi Hernández de Gispert, Francesc Martínez Cazorla, Luis Valiente Bermejo, Marc Marí Mayans, Jose San Martín Eraso, Jennifer Vera

Consultores Consultants

Gerardo Rodríguez, STATIC (estructura structure); Consulting Oficina Técnica Lluís J. Duart (instalaciones mechanical services)

Contratista Contractor

Vías y Construcciones

Fotos Photos

Lourdes Jansana