Catedral de cartón en Christchurch
Shigeru Ban 


En febrero de 2011 un terremoto castigó con dureza Christchurch, en Nueva Zelanda, matando a doscientas personas y causando graves daños en la catedral neogótica de la ciudad, de más de un siglo de antigüedad. Construido en un plazo muy corto, el edificio temporal que la sustituye tiene una sola nave protegida por una cubierta a dos aguas de faldones muy inclinados que llegan hasta el suelo, dejando libres los dos testeros, de los cuales uno hace de telón de fondo para el altar mientras que el otro funciona como vidriera.

El aspecto más singular de la iglesia es su sistema constructivo. Rigidizada por dos grandes marcos de tubos de acero colocados en ambos testeros, la estructura principal está formada por doce tubos de cartón hidrófugos y resistentes al fuego, revestidos de poliuretano y con un alma de madera laminada, que conforman una sucesión de pórticos de 21 metros de altura cuya repetición define el plano inclinado de los faldones y cuyo empuje lateral se compensa con la masa de ocho contenedores de acero situados en la base del edificio. El mobiliario —desde las sillas al púlpito o la pila bautismal— fue diseñado por Shigeru Ban utilizando tubos de madera y papel en consonancia con el ambiente general de la catedral. 


Client

The Church Property Trustees, Diocese of Christchurch

Architects

Shigeru Ban Architects Europe + Voluntary Architects’ Network (VAN); Project Team: Shigeru Ban, Yoshie Narimatsu

Collaborators

Architectural associate: Warren and Mahoney

Consultants

Architectural associate: Warren and Mahoney; Structural engineer: Tezuka Structure Laboratory (concept); Holmes Consulting Group; Electrical engineer: Powell Fenwick Consultants; Fire consultant: Holmes Fire; Geotechnical consultants: Aurecon; Hydraulic engineer: Site Solutions; Landscape: Boffa Miskell - Christchurch; Mechanical engineer: Powell Fenwick Consultants; Planning consultant: Beca

Contractor

Naylor Love

Built-up area

770 m²

Photos

Stephen Goodenough