Castillo de la Luz, Las Palmas de Gran Canaria
Nieto Sobejano 

Castillo de la Luz, Las Palmas de Gran Canaria

Nieto Sobejano 


El Castillo de la Luz es para la ciudad de Las Palmas no sólo uno de los edificios más significativos de su patrimonio arquitectónico, sino un testigo de la memoria histórica del archipiélago. Su situación en la Isleta, punto de llegada de las flotas castellanas desde el siglo xv en que se funda la primera fortificación, supuso la razón de su existencia y de su función defensiva que mantuvo hasta el siglo XIX. El paso del tiempo no sólo ha afectado a su uso y conservación, sino también a su entorno más próximo: la antigua fortaleza de costa que quedaba rodeada de agua en pleamar, se ve hoy envuelta por las edificaciones del Puerto de la Luz y el avance de la ciudad hacia la Isleta.

El núcleo más antiguo lo constituye un pequeño torreón de finales del siglo XV. Poco después se amplió el volumen inicial hasta formar la planta cuadrada actual. El espacio entre el primitivo torreón y los muros perimetrales quedaba terraplenado para mejorar su capacidad defensiva ante la artillería. La fortificación, pese a participar en hechos de armas a final del siglo XVI en los que resultó saqueada e incendiada, mantuvo en gran medida su estructura formal original hasta el siglo XX, cuando tras caer en desuso y en estado ruinoso, fue reconstruida en 1969.

Declarado Monumento Histórico Artístico en 1941, el castillo se ha convertido en espacio museístico, y alberga ahora la sede de la Fundación de Arte y Pensamiento Martín Chirino, en torno al legado del escultor grancanario.

La propia historia del castillo se convierte inevitablemente en argumento del proyecto. Si durante cinco siglos el espacio entre los muros exteriores y el torreón original ha permanecido relleno de tierra, la intervención lo vacía, recuperando la visión de la primitiva fortaleza y transformándola en protagonista del nuevo museo. Aparecen así espacios interiores que habían permanecido ocultos a la vista. Se reordena el sistema de circulaciones para hacerlo apto para un museo, incorporando ligeras pasarelas, y una nueva escalera y ascensor. Se eliminan finalmente todos los elementos añadidos recientes que no pertenecieron originalmente al edificio y se cubren los nuevos espacios con una losa de hormigón que se separa del antiguo torreón dejando delgadas fisuras por las que resbala la luz natural al interior.

Desarrollado en diferentes fases, el proyecto nace con la vocación de pasar inadvertido; la cubierta del pabellón, una plataforma horizontal que apenas emerge del terreno, es la única huella visible de una intervención que no pretende competir con el castillo, sino ponerlo en valor y complementarlo.

Al exterior se desmonta un falso foso perimetral de reciente construcción, liberando una amplia superficie de terreno a la cota original de la fortificación, lo que permite percibirla de nuevo en su dimensión real. Un nuevo pabellón semienterrado aprovecha el desnivel que el crecimiento de la ciudad ha producido a lo largo de siglos, e incorpora los espacios complementarios que necesita el museo: acceso, venta de entradas, publicaciones, aseos, almacén, instalaciones, y sala polivalente. La cubierta, una plataforma horizontal que apenas emerge del terreno, es la única huella visible de una intervención que no pretende competir con el Castillo al que sirve y complementa.

En el patio, un cuerpo exento de acero cortén envuelve el ascensor; una escalera interior del mismo material recorre el edificio, elevándose sobre las ruinas, y permite el acceso a los distintos niveles expositivos.



Cliente Client

Ministerio de Fomento, Ayuntamiento de las Palmas de Gran Canaria

Arquitectos Architects

Nieto Sobejano Arquitectos

Fuensanta Nieto, Enrique Sobejano;

Pedro Quero, Alexandra Sobral (arquitectos de proyecto project architects)

Colaboradores Collaborators

Carlos Ballesteros, lago Blanco, Mauro Herrero, Juan Carlos Redondo (equipo de proyecto project team); Nieto Sobejano Arquitectos / Fuensanta Nieto, Enrique Sobejano, Miguel Mesas Izquierdo, José Mena, Edward Lynch (dirección de obra site supervision)

Consultores Consultants

N.B.35 (estructura structure); Aguilera Ingenieros, S.A. (instalaciones mechanical engineering); Nieto Sobejano Arquitectos / Fuensanta Nieto, Enrique Sobejano (proyecto museográfico museographic project); Maria Luisa García, Ernesto García, Luis Labrandero (arquitectos de proyecto museográfico museographic project architect)

Contratista Contractor

Dragados (1ª fase phase 1); Trycsa Técnicas de Restauración y Construcciones (2ª fase phase 2)

Superficie Floor area

2.961 m²

Presupuesto Budget

5.500.000 euros (aprox.)

Fotos Photos

Roland Halbe