Museo Arqueológico El Molinete, Cartagena
Amann-Cánovas-Maruri  Temperaturas extremas 

Museo Arqueológico El Molinete, Cartagena

Amann-Cánovas-Maruri  Temperaturas extremas 


Situado en el parque arqueológico del Molinete, en el casco histórico de Cartagena, el museo ocupa los bajos y el sótano del centro de salud, cuyo proyecto se redactó —con el edificio de la curia romana ya excavado— con la intención de preservar los restos encontrados y también de propiciar un conjunto de espacios que hicieran posible la restitución volumétrica de una gran parte del edificio. En este sentido, el proyecto se remite a las decisiones tomadas en 2009, y posee un espíritu colectivo: es resultado de una estrategia de ciudad, y tiene la vocación de convertirse en un espacio cultural que conecte el pasado y el presente.

El objeto fundamental del museo es dar cabida de manera ordenada a las magníficas piezas encontradas a lo largo de los años en las excavaciones del Molinete. También ofrece la posibilidad de conectarse con el conjunto del yacimiento, como principio de un recorrido por todo el espacio arqueológico.

La actuación se desarrolla en tres plantas: la primera comunica con la calle exterior y se convierte en la recepción de los visitantes. Este nivel contiene los servicios generales y dibuja una primera sala en la que se sitúan una buena cantidad de piezas singulares. La sala principal se construye con materiales directos, chapa de acero en las paredes, resina en los suelos, techos de hormigón y paredes de sisal que evocan una tradición material y atemperan el ruido, para que las piezas sean las protagonistas del espacio.

La segunda planta se acerca al nivel de excavación, se estructura como un balcón colgado que no toca los restos y permite su observación. Por tanto, se empieza a descender de manera gradual; es una planta de paso y pretende ser neutra. Se mantienen los materiales: paredes en acero barnizado matizado por paños de sisal, y suelos de acero, pero su configuración espacial permite una relación fronteriza entre la cota de entrada y el nivel de excavación, es más un recorrido que una estancia. Aun así, su dimensión permite controlar la espacialidad, dándole una cierta domesticidad y amabilidad. Es un lugar que piensa en los visitantes y no sólo en las piezas expuestas.

La planta de excavación es el centro de la actuación. Un vacío de casi ocho metros permite trabajar con la huella espacial de la Curia y obtener su restitución hipotética. La decisión fundamental es actuar desde una condición mestiza. Las estructuras antiguas se funden con la arquitectura contemporánea, distinguiéndose pero siendo a la vez un solo organismo. Desde el techo se cuelga una restitución volumétrica fabricada con acero y barras traslúcidas de plástico, un baldaquino que permite ver entre sus materiales y que sugiere un espacio desaparecido.


Cliente Client
Cartagena Puerto de Culturas  

Arquitectos Architects
Atxu Amann, Andrés Cánovas, Nicolás Maruri (directores del proyecto project directors)

Colaboradores Collaborators
Nacho Álvarez-Monteserín, Javier Gutiérrez, Ana López, Pablo Sigüenza, Borja Aznar, Joachim Kraft, David Jiménez, Almudena Sánchez Buitrago, Denis Calle, Elena Gómez, Alexandra Torres de Ayala (equipo team); Andrés Cánovas, Nicolás Maruri (dirección de obra site supervision)

Consultores Consultants
eadAT Ingenieros (instalaciones mechanical engineering); José Miguel Noguera Celdrán, María José Madrid Balanza (directores de arqueología archaeology directors)

Contratista Contractor
UTE Cartagena Museo del Foro Romano

Superficie construida Floor area
1.056m²

Presupuesto Budget
831.722€ (PEM); 787€/m²

Fotos Photos
Luis Asín