Opinión 

Manhattan como musa

Incursiones europeas en Nueva York

David Cohn 
28/02/2001


La actual oleada de incursiones europeas en Nueva York (con importantes proyectos de edificios por parte de Renzo Piano, Jean Nouvel, Rem Koolhaas, Herzog y de Meuron y algunos otros) es la culminación de un romance que tuvo su inicio con un libro: Delirious New York, de Koolhaas. En él se hacía un análisis mítico y crítico de la ciudad como campo de diversión de los excesos capitalistas, con sus yuxtaposiciones surrealistas y concentraciones promiscuas. Su estilo nos recuerda en algo el espíritu anárquico de los situacionistas, absorbido por el holandés en sus años de estudio en la Architectural Association de Londres. El libro se regocijaba con lugares como el Club Atlético, un rascacielos de los años treinta cuyo programa incluía una actividad lúdica diferente en cada piso; con las estridentes diversiones de Coney Island; y con los exagerados lujos del Hotel Waldorf-Astoria. La inspirada descripción de la ciudad que Koolhaas hacía desde la óptica del deseo, la seducción y la satisfacción del consumidor anticipaba esa arquitectura del espectáculo que actualmente domina en los edificios comerciales de Nueva York y otros lugares. Al mismo tiempo, muchos hitos contemporáneos europeos —como el pabellón de los Países Bajos en la Expo de Hannover, de MVRDV, con sus estratos apilados de hábitats naturales— serían impensables sin el libro de Koolhaas...
[+]


Etiquetas incluidas: