Public Library, Tarrasa
Josep Llinàs 

Public Library, Tarrasa

Josep Llinàs 


El lugar de la intervención es un solar rectangular de 3.570 metros cuadrados, que se encuentra en uno de los extremos de una manzana del ensanche del municipio; linda al norte con edificación consolidada, al sur con la calle Cervantes, al oeste con la calle Gaietà y al este con la calle Pantà, que es la de mayor importancia y altura de las tres. El planeamiento reservaba en el lado sur de la parcela una franja libre de 6 metros de anchura, que podía destinarse a un uso relacionado con la biblioteca.

El proyecto parte de dos decisiones: la primera fue dejar sin edificar un espacio lineal en el borde norte del solar, creando así una nueva calle de uso exclusivamente peatonal, tranquila y silenciosa—en contraste con las restantes vías perimetrales, cargadas de tráfico rodado—, que da acceso a la entrada principal; la segunda, proceder al vaciado de la franja libre de edificación situada en el borde sur del solar para crear el patio inglés que dota de luz y ventilación a la biblioteca infantil, ubicada en el nivel bajo rasante.

En planta, el edificio se articula en dos cuerpos; el principal, de caras paralelas al borde sur del solar, aloja la biblioteca para adultos; el otro cuerpo, que es auxiliar, tiene dimensiones más reducidas, se ubica paralelo a la calle de mayor tráfico—reconociendo el protagonismo de ésta—y contiene la sala de lectura de publicaciones periódicas. El vestíbulo, los servicios y el núcleo de escalera y ascensor ocupan el espacio intersticial, que actúa a modo de charnela. Además de acoger la biblioteca infantil, la planta inferior también incluye una sala de actos y el depósito general.

La sección generadora
El volumen construido se estructura desde la sección. Las formas mixtilíneas que ésta genera al interior nacen del propósito de dotar a la biblioteca de luz natural homogénea sin soleamiento, y de la voluntad de cualificar los espacios que están destinados a distintos usos, desde las áreas de lectura a las de almacenamiento. Al exterior, la sección se manifiesta como una cubierta de perfil enérgico, que asume la visibilidad que se espera de un edificio público, sobre todo cuando se considera la reducida altura de la biblioteca en comparación con las construcciones previstas en su entorno. La sección es idéntica para los dos cuerpos del edificio; sus cubiertas tienen la misma forma pero directrices perpendiculares...
[+]


Obra
Biblioteca municipal de Tarrasa, Tarrasa, Barcelona.

Cliente
Ayuntamiento de Tarrasa.

Arquitecto
Josep Llinás.

Colaboradores
Robert Brufau (cálculo de estructuras), Jaume Martí (aparejador).

Contratista
Ferrovial.

Fotos
Lourdes Jansana.