Reestructuración del Edificio de Correos del Louvre, París
Dominique Perrault 

Reestructuración del Edificio de Correos del Louvre, París

Dominique Perrault 


El frenesí desarrollista que insufló el barón Haussmann en el París de 1850 provocó que las ambiciosas operaciones urbanísticas revestidas de grandeur imperial se sucediesen incluso después de instaurada la Tercera República veinte años más tarde. Con este espíritu, el edificio central de Correos precisaba una sede a la altura de una institución de Estado, digna además de encontrarse en el corazón del primer arrondissement. La obra se encargó a Julien Guadet, discípulo de Labrouste y célebre teórico y profesor, que supo conjugar el carácter solemne de sus fachadas con un interior racional, casi fabril, reflejo del eficiente servicio postal de una nación moderna.

Una extensa renovación que ha durado cuatro años ha transformado el hôtel des Postes para albergar programas mixtos amén de la histórica oficina de correos, recuperando los niveles originales del inmueble y poniendo en valor la ornamentada estructura ochocentista de fundición, a su vez reforzada con una segunda línea estructural para recibir las cargas asociadas a los nuevos usos. Grandes superficies acristaladas envuelven el patio central y, junto con nuevos lucernarios y la sustitución de las carpinterías de los frentes exteriores, introducen un juego de luces y transparencias que refuerza la condición diáfana del ‘edificio versátil’ perseguido por Guadet.