Mediateca Lucie-Aubrac, Vénissieux
Dominique Perrault 

Mediateca Lucie-Aubrac, Vénissieux

Dominique Perrault 


La mediateca está situada en el centro de la pequeña localidad de Vénissieux, en las afueras de Lyon. Se trata de un edificio multifuncional, abierto a la ciudad y al mundo; un lugar para aprender acerca de otras culturas, para armonizar diferentes sensibilidades y para facilitar la mezcla de generaciones entre sus usuarios.

La idea central fue construir una gran caja de vidrio. En su interior se agrupa la totalidad del programa, al mismo nivel y rodeada por un peristilo. Atravesar el edificio a través de esta galería se trasforma en un ejercicio ameno e instructivo; la familiaridad que transmite la arquitectura reside, precisamente, en su facilidad para ser recorrida.

La economía del proyecto radica en su simplicidad. Una única planta baja recoge el programa público de la mediateca, mientras que los servicios anexos se localizan en un pequeño volumen superpuesto. En el corazón de este conjunto encontramos el vestíbulo, que actúa como una galería urbana que media entre la plaza (al oeste) y el campo (al este). Desde este espacio se puede acceder a los despachos, situados en la pequeña construcción alojada en la azotea. La cubierta, por su parte, se perfora con numerosos lucernarios, para así proveer de luz natural al interior del edificio.

La movilidad y flexibilidad de los diferentes espacios les confiere una dimensión contemporánea, ligada al movimiento de personas y de culturas. Los tabiques, sean estos fijos, móviles, o flexibles (como grandes cortinas), están hechos de muy diversos materiales y colores. El objetivo era crear un lugar alegre y vibrante en el que ‘exterior’ e ‘interior’ no se excluyan entre sí, sino que establezcan un diálogo fluido y permanente.

El proyecto es compacto y está tratado con materiales en ‘bruto’: hormigón visto, suelo de cemento, estructura de acero galvanizado, vidrio transparente y esmerilado. El ahorro energético procede del espesor del propio edificio, que le proporciona una excelente inercia y permite el intercambio de energía entre locales interdependientes. A esto también contribuye la doble piel que conforma el cerramiento, que aísla los espacios interiores actuando como un amortiguador térmico y sonoro. Las fachadas se componen de estrechos cajones de vidrio en los que se han insertado paneles de chapa perforada. Estas piezas, ligeramente retranqueadas en ocasiones, juegan con la luz y los reflejos del paisaje. Desde el exterior, el edificio aparenta ser instrospectivo, mientras que en su interior, está bañado por la luz y por el ambiente que lo rodea.


Cliente Client
Ayuntamiento de Vénissieux

Arquitectos Architects
Dominique Perrault Architecture

Colaboradores Collaborators
Guy Morisseau (ingeniería arquitectónica, architectural engineering), Guilhem Menanteau (seguimiento de obra site supervision), Anne-Marie Depuyt, Jérôme Thibault, Antoine Weygand, Eve Deprez

Consultores Consultants
Gaëlle Lauriot-Prévost (mobiliario y señalética furnishing and signage); Fabrice Bougon (mobiliario y economista furnishing and economist); Jean-Paul Roux-Fouillet, Bureau Van Dijk (informática y multimedia information technology); B.E.R.I.M. (ingeniería engineering); Apave (control técnico technical control)

Fotos Photos
Hisao Suzuki, Georges Fessy