Google se emplaza en Sunnyvale, cerca de las oficinas centrales de la compañía, y está formada por dos edificios de tamaño similar, simétricos con respecto al eje verde que los separa, que albergan una superficie total de 97.000 metros cuadrados.

Los paseos zigzaqueantes que recorren las terrazas de los dos volúmenes son transitables tanto a pie como en bicicleta, y las cubiertas albergan también zonas de ocio, senderos deportivos, plazas y cafeterías.

 El proyecto se articula mediante una serie de cubiertas vegetales escalonadas y transitables, tanto a pie como en bicicleta, que generan recorridos zigzagueantes, ofrecen acceso a los dos volúmenes en varios niveles y albergan, además, zonas de reunión, plazas y cafeterías. El conjunto aterrazado pretende acoger a 4.500 empleados en un entorno que priorice el espacio exterior —tanto el reservado para los trabajadores como el compartido con la ciudad—, potencie la presencia del deporte para mejorar la salud de los usuarios y se integre también en el sistema de transporte público.

Google, con este campus, trata de eliminar la frontera entre el puesto de trabajo y la vida personal. La idea es que, a largo plazo, el edificio deje de ser un simple lugar de trabajo: el gigante tecnológico apuesta, así, por la posibilidad de integrar en un complejo de usos mixtos la vida laboral y la vida privada de sus empleados. El proyecto, pionero en su manera de entender la convivencia, también quiere serlo en el ámbito energético, por lo que pretende obtener una certificación energética LEED Gold. 


Obra Work: Campus Google, Sunnyvale (California); Google Campus, Sunnyvale (California).

Cliente Client: Google.

Arquitectos Architects: BIG / Bjarke Ingels Group.