Libros 

Tadao Ando, de la isla a la laguna

Tadao Ando, de la isla a la laguna
Libros 

Tadao Ando, de la isla a la laguna

Adela García-Herrera 
30/06/2006


Los grandes arquitectos están a veces a merced de las grandes fortunas. Hace algo más de un lustro, Tadao Ando ganó un concurso internacional para diseñar la sede de una fundación que albergaría las 2.500 obras de arte que posee el magnate François Pinault (véase Arquitectura Viva 82). Pero hace poco más de un año, el empresario y coleccionista francés decidió no construir el edificio en el lugar previsto, la isla parisiense de Seguin (donde hubo una gran factoría de Renault); con gran sorpresa y consternación de sus compatriotas, decidió trasladar sus tesoros a Italia y mostrarlos en el Palazzo Grassi. Construido en el siglo XVIII y rehabilitado por Gae Aulenti para albergar grandes exposiciones patrocinadas por Fiat, este inmueble veneciano fue centro artístico de referencia durante una década; y para adaptarlo a las exigencias de su colección, Pinault —que comparte la titularidad del edificio con el ayuntamiento de la Serenísima— convocó a Ando. Aunque el arquitecto japonés habría preferido construir un edificio de nueva planta que remodelar a partir de una intervención previa tan emblemática de la sensibilidad posmoderna de mediados de la década de 1980, ha puesto todo su empeño en borrar las ostensibles huellas de su colega italiana y dejar el palazzo como fue. Aplaudido por la sutileza de su restauración, Ando la ha inaugurado publicando una selección de veinte de sus obras, desde la casa Koshino hasta el Museo de Fort Worth, la Fundación Pulitzer y, cómo no, la Fundación Pinault. Una entrevista con Hiroshi Sugimoto y un texto de François Chaslin sobre los avatares de un proyecto que empezó en París y ha terminado en Venecia completan esta nueva monografía.


Libros reseñados:
Etiquetas incluidas: