Pérdidas

31/12/1999


En esta última década, el siglo convulso de la aventura moderna ha ido anunciando su inevitable término con la desaparición de algunos destacados protagonistas: ideólogos, constructores y cronistas que escribieron un capítulo mítico de la historia de la arquitectura. Berthold Lubetkin, Serge Chermayeff, Alberto Sartoris o Charlotte Perriand han sido los últimos de los primeros europeos que adoptaron nuevas formas de expresión para una época nueva, un lenguaje de abstracción geométrica surgido de la alianza de las artes con la industria. Entre los que supieron reinterpretar aquel credo ortodoxo original a la luz de otros paisajes y de otras tradiciones, el egipcio Hassan Fathy o los brasileños Roberto Burle Marx y Lucio Costa se han sumado a la crónica necrológica; y en las filas de discípulos de aquellos que emigraron a los Estados Unidos y contribuyeron a extender y transformar ese vocabulario moderno en la lingua franca del Estilo Internacional se cuentan las bajas de Myron Goldsmith, Gordon Bunshaft o Paul Rudolph. Por su parte, la joven y brillante generación que tras la II Guerra Mundial se rebeló contra los dogmas de la vanguardia y aspiró a devolver a la arquitectura y al urbanismo una dimensión humana por entonces devaluada ha conocido las pérdidas de los miembros del Team X Georges Candilis, Alison Smithson y Aldo van Eyck; y a ellos se sumó la de Ron Herron, uno de los integrantes de Archigram, cuya muerte desdibujó los contornos y apagó el colorido de una visión optimista de los sesenta. La trayectoria brillante y prolífica del británico James Stirling se interrumpió prematuramente, igual que la biografía testaruda y coherente del italiano Aldo Rossi, ambos entre los maestros indiscutibles de la última mitad del siglo. En la trabajosa conquista de una modernidad que llegó tardía a la España aislada tras la Guerra Civil también habían alcanzado la estatura de maestros antes de su muerte José Luis Fernández del Amo, Alejandro de la Sota, Ramón Vázquez Molezún, José María García de Paredes y Julio Cano Lasso, igual que Félix Candela desde su largo exilio americano al otro lado del Atlántico...[+]


Etiquetas incluidas: